Resultado de imagen de Clavijo acompaña a los Reyes en su visita a Estados Unidos

Los Reyes empiezan este viernes una visita de cinco días a EEUU que les va a llevar a Nueva Orleans y San Antonio para reivindicar la huella histórica y cultural que España dejó hace tres siglos en estas ciudades, donde estarán acompañados por el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, por el especial papel que los colonos isleños tuvieron en sus orígenes.

Los Reyes de España aterrizarán esta noche en Nueva Orleans, junto con el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell.

La cita servirá para estrechar la relación bilateral después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, recibiera en Washington al anterior jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, en septiembre del pasado año.

Tras aquella reunión, celebrada pocos días antes del referéndum ilegal en Cataluña, Trump respaldó al Gobierno frente al desafío independentista al asegurar que "España es un gran país y debería permanecer unido".

La presencia de Borrell junto a los Reyes servirá para ir trazando la política que el Ejecutivo de Sánchez va a mantener hacia EEUU, después de que el líder socialista manifestara hace meses su queja con las medidas migratorias y el aumento del gasto militar impulsadas por el presidente estadounidense.

En el discurso que Felipe VI pronunció a finales del pasado mes de enero ante los embajadores acreditados en España, definió a Estados Unidos como "un aliando esencial y uno de los principales socios económicos" y expresó su deseo de "fortalecer la confianza entre ambos países" a lo largo de este año.

A pesar de los controvertidos acuerdos adoptados por Trump desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, la relación con España no se ha visto salpicada en el plano bilateral, como sí ha ocurrido con otros socios europeos.

Ambos países celebran este año el 30 aniversario del convenio de defensa bilateral, renovado hace tres años para permitir que EE.UU. haga uso permanente de la base aérea de Morón (Sevilla).

Antes de llegar a Washington, los Reyes se desplazarán a Nueva Orleans (Luisiana) -días 15 y 16- y San Antonio (Texas) -17 y 18- con motivo del tercer centenario de la fundación de estas ciudades, en las que España tuvo una contribución destacada.

En el caso de la ciudad del Misisipi, erigida por los franceses, estuvo en manos de España de 1763 a 1803, en una etapa floreciente de la que aún quedan importantes vestigios históricos y culturales.

San Antonio, ahora la séptima ciudad más poblada de EE.UU., sí fue levantada por españoles a partir de las misiones franciscanas auspiciadas por la Corona española, que llegaron a la zona para colonizar y evangelizar a la población local.

Los Reyes van a ser recibidos por los respectivos gobernadores de ambos Estados y los alcaldes, quienes les harán entrega de las llaves del municipio.