Truls Mørk debuta con la Sinfónica de Tenerife

Información
Publicado; 29 Octubre 2018 A las; 17:47

El concierto será dirigido por Antonio Méndez y se completa con las ‘Danzas sinfónicas’ de Rajmáninov

 

La Sinfónica de Tenerife ofrece este viernes [2 de noviembre], a las 19:30 horas, en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife Adán Martín un nuevo concierto de temporada que dedicará a los “diferentes universos” de dos grandes compositores rusos del siglo XX, Prokófiev y Rajmáninov. El maestro Antonio Méndez ha diseñado para la ocasión un programa lleno de emociones en el que se podrá disfrutar del debut del violonchelista Truls Mørk con la formación del Cabildo.

El director principal de la Sinfónica de Tenerife resalta la calidad de las obras escogidas, la Sinfonía concertante para violonchelo en Mi menor de Serguéi Prokófiev y las Danzas sinfónicas de Serguéi Rajmáninov, un repertorio idóneo a la sensibilidad y naturaleza del público de la orquesta, “un buen conocedor del repertorio sinfónico ruso”.  “Para este concierto –indica– me apetecía confrontar a dos gigantes del siglo XX como Prokófiev y Rajmáninov con dos obras muy tardías en la producción de ambos compositores que captaran la esencia de cada uno de ellos. A pesar de haber sido escritas con poco más de diez años de diferencia, su escritura, sus colores y las emociones que inspiran son muy diversas, por lo que espero transportar a nuestro público a universos muy diferentes”.

Méndez se muestra asimismo entusiasmado con dirigir al violonchelista noruego Truls Mørk en la interpretación de la Sinfonía concertante para violonchelo en Mi menor de Serguéi Prokófiev, pues considera “todo un lujo y un privilegio” poder contar con su presencia en la temporada sinfónica.

Conocedor de su papel para conducir el diálogo melódico entre el solista y la orquesta y al mismo tiempo hacer justicia a la partitura, Méndez pone de relieve que “es un artista excepcional y uno de los violonchelistas con más renombre de la actualidad, interpretando además una obra cumbre de la literatura para violonchelo y orquesta”. “Será sin duda uno de los momentos destacados de la temporada y estoy impaciente por que podamos compartir escenario con él”, apostilla.

Para completar el programa, la orquesta interpretará la última obra escrita por Rajmáninov, “una especie de testamento musical” en el que refleja especialmente su sensibilidad mística, “una obra sin duda de bravura y llena de virtuosismo para poner el broche final al concierto”, indica Antonio Méndez.  En esta partitura inspirada en los cantos ortodoxos rusos se reconoce “por supuesto el Rajmáninov romántico y lleno de melodías infinitas, pero también una música muy rítmica, brillante y llena de colores, que creo que representan los grandes contrastes de su vida: su enorme éxito en Rusia y, tras abandonar su patria en 1917 a causa de la Revolución, su exilio permanente en París, Suiza y los Estados Unidos”, añade el director principal de la Sinfónica.