La Sinfónica de Tenerife abraza el romanticismo más intenso

Información
Publicado; 10 Junio 2019 A las; 20:11

El violinista francés Michael Barenboim

 

La Sinfónica de Tenerife ofrecerá el viernes [día 14] su decimoctavo concierto de temporada bajo el título “La Romántica de Bruckner”, que estará dirigido por el director alemán Karl-Heinz Steffens y contará con el violinista francés Michael Barenboim como solista invitado, en lo que supone el estreno de ambos en la isla. El Auditorio de Tenerife acogerá este nuevo programa compuesto por dos composiciones: Concierto para violín de Alban Berg y la Sinfonía nº4 en Mi bemol mayor “Romántica” de Anton Bruckner.

La batuta del teutón Karl-Heinz Steffens asume la dirección de la formación del Cabildo de Tenerife, tras haber conducido importantes orquestas como la Sinfónica de la Radio de Baviera, la Filarmónica de Berlín, la Filarmónica de Helsinki, la Filarmónica de los Países Bajos o la Tonhalle de Zúrich. Steffens es reconocido tanto en el mundo operístico como en el sinfónico y bajo su liderazgo la Deutsche Staatsphilharmonie Rheinland-Pfalz recibió grandes elogios, lo que le valió para obtener el premio ECHO a la Mejor Orquesta en 2015. En la temporada 2016-2017 se alzó con el galardón del Mejor Programa de Concierto de la Temporada otorgado por la Deutsche Musikverlegerverband.

El virtuosismo mostrado en los conciertos por el violinista francés Michael Barenboim es tildado por la crítica como “asombroso”, “emocionante” o “totalmente convincente”. Se trata de un instrumentista comprometido con el repertorio clásico y romántico tradicional, aunque también es reconocido por sus interpretaciones de composiciones para violín del siglo XX y contemporáneo. En la presente temporada debutó con la Filarmónica de Berlín tocando el Concierto para Violín de Schönberg. También ha firmado su presencia en el Enescu Festival con Philharmonia Orchestra y Vladimir Ashkenazy, la gira con Israel Philharmonic y G. Noseda. Además de apariciones con la BBC Philharmonic, Den Norske Opera Orchestra, Kölner Kammerorchester, Filarmonica de Freiburg, Korean Chamber Orchestra.

Concierto para violín de Alban Berg se estrena en 1936, naciendo originalmente a la memoria de Manon Gropius, la hija de Alma Mahler (viuda del compositor Gustav Mahler) y Walter Gropius (uno de los fundadores de la Bauhaus), fallecida en 1935 debido a la polio. El destino se encargó de la paradoja de que esta composición fuera también dedicada a la memoria del propio autor, ya que moriría poco después. Esta pieza, calificada como una de las piezas más abrumadoras del siglo XX, comienza con las cuerdas abiertas del violín y la respuesta del arpa en un andante constituyendo una primera parte de talante íntimo e intrigante. La segunda parte es presentada por un tema algo grotesco en los clarinetes, que es respondido por el violín. Aquí el compositor trata de reflejar la alegría de la pequeña Manon y atrapar, con cierta nostalgia, el ocaso del mundo vienés de los valses y los Ländler.

El austriaco Anton Bruckner descifra musicalmente, a través de su Sinfonía nº4 en Mi bemol mayor “Romántica”, la vida de una ciudad situada en un bosque, pudiéndose reconocer desde la trompa que anuncia el despertar del día, a la marcha de los cazadores, o el trinar de un carbonero. El segundo y tercer movimiento, según el propio Bruckner, se trata de una escena amorosa en un entorno rústico y de una cacería interrumpida por un baile popular. Aunque a nivel sonoro esto no es evidente, ya que el segundo movimiento es bastante más trágico de lo que podría esperarse para una escena amorosa. El último movimiento, denominado “fiesta popular” [Volkfest], no es festivo en un sentido evidente, colándose guiños al primer y tercer movimiento, dando así unidad a la sinfonía.

Las entradas para este concierto, se pueden adquirir en la taquilla, de 10:00 a 19:30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado; por teléfono en el 902 317 327; o por internet en las páginas www.sinfonicadetenerife.es y www.auditoriodetenerife.com.