Arjen Robben ha dicho, en una entrevista a la página web de la UEFA, que no guarda buenos recuerdos de su época en el Real Madrid, ya que en los dos años que estuvo en el club blanco tuvo muchos problemas y no llegó muy lejos en la Champions. "El objetivo era ganar el décimo título del club en la Copa de Europa. Ese era realmente el sueño. Jugué allí durante dos años, pero no logramos ganar el trofeo. Pasamos por un periodo bastante difícil en ese momento y no llegamos muy lejos en la Champions League, así que no guardo muy buenos recuerdos de esa etapa", dijo Robben.

El jugador admite que en su momento sintió su salida del Madrid en 2009 para fichar por el Bayern de Múnich como un paso atrás, pero luego añade que a la postre fue la mejor decisión de su carrera. "Lo sentí como un paso atrás en ese momento. El Bayern no había tenido tanto éxito en Europa en años anteriores, y mi objetivo era jugar al más alto nivel posible. Y eso significa ganar la Champions League", aseguró el jugador.

"Fue una elección difícil. En ese momento estaba jugando para uno de los clubes más grandes del mundo, el Real Madrid. Y cuando te vas, sabes que no hay vuelta atrás. Pero realmente quería dar ese paso. Y al final me sentí bien. El entrenador era (Louis) Van Gaal y estaba deseando trabajar con él. Fue el mejor paso de mi carrera", agregó.

Robben también recuerda en la entrevista las derrotas en las finales de la Champions de 2010 y 2012 con el Bayern y la victoria en Wembley en 2013. "Si juegas esas dos finales y pierdes ambas, es doloroso. Esa no es la forma en que deseas acabar en los libros de historia", señalo al jugador.

Preguntado acerca de si esas derrotas reforzaron la motivación para lograr el triple en 2013, Robben apunta: "Lo que realmente jugó un papel decisivo fue que no sólo perdimos la final de la Champions League en 2012, sino que también caímos en la final de la Copa y quedamos segundos en liga".

Finalmente, en 2013 Robben cumplió su gran sueño que era ganar la Liga de Campeones, en la final de Wembley en la que él hizo el gol de la victoria por 2-1 ante el Borussia Dortmund. "Piensas en todo, en las emociones, en que realmente has conseguido tu objetivo como jugador y como equipo, que has alcanzado el nivel más alto posible, que has ganado la Champions League. Era mi sueño como jugador", dijo.