Katsikaris: "Me gustaría llegar mejor a la Copa"

Información
Publicado; 14 Febrero 2018 A las; 16:23

Resultado de imagen de El entrenador del Iberostar Tenerife, Fotis Katsikaris

El entrenador del Iberostar Tenerife, Fotis Katsikaris, ha reconocido que le "gustaría llegar mejor a la Copa" debido a los últimos problemas físicos de su plantilla, aunque ha aclarado que todos sus jugadores estarán disponibles para el duelo de este jueves ante el Valencia Basket, un rival "muy profundo y súper equilibrado".

"A mí me gustaría llegar mejor a la Copa, sobre todo con las lesiones que hemos tenido. Sabemos que es un torneo muy atractivo y estamos muy ilusionados de participar por tercera vez en la historia del club. Tenemos enfrente a un gran rival y sabemos las dificultades que hay, pero nadie nos puede quitar la ilusión", analizó Katsikaris ante la prensa a un día de debutar.

En cualquier caso, el griego reconoció que "llegan todos" para la Copa, incluidos los recuperados Rodrigo San Miguel y Kostas Vasileiadis, buenas noticias desde la enfermería que contrastan con la "muy mala suerte" que arrastra durante todo el curso el Valencia Basket.

"No recuerdo a un equipo que haya tenido tantas lesiones en la misma posición, la de base, que es la más importante en el baloncesto. Ha demostrado que es un gran equipo compitiendo en la Euroliga y en la Liga superando ese problema. Es un equipo muy profundo, súper equilibrado. Tiene dos buenos hombres como Dubljevic y Pleiss, jugadores curtidos en muchas batallas como Rafa Martínez y San Emeterio, el talento puro de Green... Es un equipo que anota aunque le defiendas bien", desgranó.

Para hacer frente al equipo 'taronja', Katsikaris adelantó que no van a "cambiar nada" en su "planteamiento habitual". "Vamos a aprovechar los momentos en que podamos correr, pero sobre todo con eficacia, no correr solo por correr. Lo más importante es controlar el ritmo del partido desde nuestras defensa, debemos defender con chispa y dureza para estar a la altura de su juego muy físico", pidió.

En cuanto a la huelga que amenazó con suspender la Copa, el técnico dijo que en su club vivieron la situación "con mucha tranquilidad". "Ni hemos hablado con los jugadores ni hemos tocado el tema. Estábamos esperando y no estábamos nerviosos. Hemos preparado el partido sin ninguna distracción, solo esperando noticias. Todos esperábamos encontrar una solución por el bien de todas las partes", cerró.