Planta de fabricación de Ford en la localidad valenciana de Almussafes

 

La producción de vehículos en España ha caído un 3,9% en los diez primeros meses del año, lo que supone el retroceso más importante de los países europeos y un frenazo a las previsiones de la patronal del sector del  automóvil, que esperaba alcanzar este año los tres millones de vehículos producidos.

El vicepresidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, ha admitido este martes que España no alcanzará este año ese objetivo, tal y como se había marcado esa asociación hace cinco años en su Plan 3 Millones, que preveía que en 2017 se conseguiría esa producción.

Esa caída de la producción en España va acompañada de una evolución de las ventas a particulares "por debajo de las expectativas" de Anfac. Este año está previsto que las matriculaciones de turismos entre particulares crezcan un 3% respecto al año pasado, mientras que el objetivo de la asociación es crecer el doble que el PIB español, por lo que se debería cerrar 2017 con un aumento de las ventas por encima del 6%.