Bandera catalana y española ondeando en la fachada de la Generalitat

 

La Generalitat ha cifrado este lunes el déficit fiscal de Cataluña con la administración central del Estado en 16.570 millones en 2014, un 8,4% del PIB catalán, y ha estimado el de 2013 en 15.493 millones, equivalente al 8% del PIB, según el cálculo del gobierno catalán con el método de flujo monetario.

El departamento de Economía de la Generalitat ha dado a conocer esta tarde, horas antes de que empiece la campaña electoral en Cataluña, su cálculo de la balanza fiscal correspondiente a 2013 y 2014.

Si se toma como referencia el otro método de cálculo de la balanza fiscal, el de carga-beneficio, el déficit fiscal sería de 11.590 millones en 2014, equivalente al 5,9% del PIB catalán, y de 11.477 millones en 2013, lo que supone igualmente el 5,9% del PIB catalán de aquel año.

La balanza fiscal muestra la diferencia entre el gasto que el Estado realiza en un territorio y el volumen de ingresos que obtiene en ese territorio.

Según los cálculos del Gobierno catalán, el déficit fiscal registrado en 2014 y calculado según el método del flujo monetario es el mayor desde 2008, cuando el déficit fiscal ascendió a 17.200 millones, y en términos porcentuales resulta el mayor desde 2009, ya que ese año el déficit equivalía al 8,5% del PIB.