Resultado de imagen de vistabella palacete

 

El Gobierno de Canarias ha formalizado la cesión gratuita al Cabildo de Tenerife de la residencia oficial de Vistabella, en la capital de la isla, que se acondicionará para pasar a funcionar, a partir de 2018, como oficina para atender a mujeres víctimas de violencia machista.

El convenio de cesión del inmueble fue firmado por los presidentes del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, de manera que a partir de ahora el inmueble será gestionado por el Instituto Insular de Atención Sociosanitaria (IASS).

El edificio de Vistabella, construido en la década de 1930, fue comprado por la Comunidad Autónoma en 1987 durante la Presidencia de Jerónimo Saavedra con el objetivo de situar allí la residencia oficial del jefe del Ejecutivo autonómico.

Sin embargo, después de la construcción de un apartamento con ese mismo fin en la actual sede de Presidencia del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, el inmueble de Vistabella no volvió a ser usado de manera habitual, por lo que el 26 de mayo el Cabildo de Tenerife solicitó formalmente su cesión para destinarlo a centro sociosanitario.

El presidente Fernando Clavijo explicó que con la entrada en funcionamiento de la nueva sede de Presidencia, que cuenta a su vez con una residencia oficial, el Ejecutivo comenzó a evaluar otros usos para el Palacete de Vistabella.

Clavijo señaló que fue el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, "quien nos hizo llegar una idea que nos pareció muy interesante, que las instalaciones del Palacete revirtieran en un beneficio directo de los ciudadanos de Tenerife".

A juicio del presidente, la cesión del inmueble es un ejemplo "de cómo cambian las cosas y de cómo evolucionan las administraciones", y se congratuló del tiempo "récord" en que han gestionado el nuevo uso del edificio los equipos de la Consejería de Hacienda y del Cabildo tinerfeño.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, señaló que se trata de dar "el mejor uso público" al inmueble y dedicarlo a una actividad sociosanitaria y detalló que se destinarán cien mil euros, ya consignados en el presupuesto de la corporación insular para 2018, con el fin de adecuarlo a su nueva función.

"Es un uso prioritario con un fin muy importante, y que ayudará a completar la red insular de atención a las mujeres víctimas de violencia machista", señaló Alonso.

El Cabildo de Tenerife formalizó la petición de cesión del inmueble en mayo de este año y además también se pretende que pueda ser utilizado como un recurso público más para mejorar las acciones de apoyo a personas que padezcan algún tipo de enfermedad que requiera una atención especial.

El edificio, de 700 metros cuadrados, se encuentra próximo al hospital San Juan de Dios, en Santa Cruz de Tenerife, y tiene dos plantas construidas en un terreno de 2.715 metros cuadrados.

La cesión tal y como establece la normativa es de 15 años, prorrogable en periodos de 3 hasta los 30 años, y Fernando Clavijo recordó que su último uso oficial fue durante la etapa de José Miguel Pérez como vicepresidente del Ejecutivo regional