Las Palmas de Gran Canaria, 3 de diciembre de 2017.- El Cabildo de Gran Canaria destinará 6,7 millones de euros en el área de Vivienda en el próximo año, un incremento que casi duplica la aportación del pasado ejercicio, que fue de 3,4 millones, en la una clara apuesta de la Institución por rehabilitar los inmuebles de promoción pública, informó la consejera Minerva Alonso.

El Consejo Ejecutivo del Consorcio de Viviendas de Gran Canaria, compuesto por representantes insulares y de 19 ayuntamientos, aprobó por unanimidad el presupuesto para 2018, así como la realización de obras de mejora en áreas de Regeneración y Renovación Urbana (Arru) en Santa Brígida, Gáldar, Guía, La Aldea y Telde, que contarán con una dotación de 2 millones de euros.

Esta actuación, que beneficiará a casi 800 viviendas, persigue la mejora de las zonas habitadas por la ciudadanía y la recuperación de conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados y núcleos rurales mediante la ejecución de reformas en los inmuebles y zonas que los rodean, lo que contribuye a una mejor habitabilidad y mayor seguridad para los vecinos.

Además, Alonso resaltó el proyecto para dar respuesta a la demanda histórica de vecinos del barrio capitalino de El Lasso con el que rehabilitará 450 casas con un presupuesto 2,7 millones de euros que será ejecutado en dos anualidades con cargo al Fdcan, cofinanciado por el Cabildo y el Gobierno canario.

Asimismo, el Cabildo rehabilitará, por un importe de 166.000 euros, las 24 viviendas situadas en el Barrio de Quevedo, en Teror, cuyas fachadas y azoteas han acusado el paso de sus 40 años de existencia.