El Partido Popular ha acusado al Cabildo de Gran Canaria de una falta de liderazgo que, a su juicio, contrasta con el que sí ejercen las corporaciones de las demás islas, hasta el punto de que "ese es el mayor desequilibrio" que sufren sus habitantes respecto al resto del archipiélago.

 "Lo que necesita Gran Canaria es un Cabildo que sepa liderar la isla, que es lo que tienen otras islas y no tiene Gran Canaria", ha afirmado el portavoz del PP en la corporación, Felipe Afonso, que ha restado así importancia a las críticas que su presidente, Antonio Morales, de NC, ha hecho a los presupuestos autonómicos para 2018 argumentando que suponen un agravio que favorece a Tenerife.

 Puesto que, aunque los cargos públicos insulares del PP "reivindican, desde luego, equilibrio en las cuentas del Gobierno autónomo", consideran un problema mayor para la isla la actuación de los actuales responsables de su Cabildo, que gestiona NC junto a PSOE y consejeros no adscritos a ningún partido, desde la opinión de que "Gran Canaria merece mucho más" que lo que están haciendo.

 Prueba de ello es que, "a 23 de noviembre, ascendía a 300 millones de euros la parte del presupuesto que no había ejecutado" la corporación insular, ha sostenido Afonso.

 El portavoz popular ha precisado que, al entender de su grupo, "lo más grave es que el departamento que peor ejecución tiene es el de Empleo", donde la parte de los fondos disponibles para este año que no se ha gastado llega, según ha dicho, al 70 % del total.

 Desde ese planteamiento, el portavoz del PP ha insistido en achacar a Antonio Morales, como ha hecho en otras ocasiones, que es "un presidente que no tiene proyecto" para la isla.

 Algo que ha quedado constatado al rebasar la mitad de su mandato, que comenzó hace ya casi dos años y medio, ha opinado Felipe Afonso, que ha hecho estas declaraciones en un encuentro con periodistas organizado ante la cercanía del final de 2017 y con el propósito de evaluar cómo ha transcurrido en el Cabildo de Gran Canaria ese ejercicio.

 Ejercicio que arroja "un mal balance, una mala gestión, y todo ello adornado con un mal talante" en el trato que se da a los partidos que están en la oposición, ha sentenciado.

 Y, como ejemplo de ello, ha recordado que el PP "todavía está esperando a que Morales se disculpe por haber comparado al presidente del Gobierno (de España, el popular Mariano Rajoy) con Hitler y Mussolini".