Gran Canaria enviará 1.200 toneladas de gofio a los campamentos saharauis

Información
Publicado; 10 Junio 2019 A las; 16:15

El Cabildo de Gran Canaria ultima por segundo año consecutivo el envío de 1.200 toneladas de gofio a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, un producto que estará incluido en las 125.000 raciones mensuales de comida que distribuye el Programa Mundial de Alimentos y que en esta ocasión beneficiará además a 40.000 estudiantes, ya que 400 toneladas van destinadas a realizar un preparado de gofio, azúcar y aceite para los comedores escolares y fomentar así que los menores vayan a la escuela.

El Programa Mundial de Alimentos es la encargada de la adquisición y distribución del gofio con una subvención de un millón de euros aprobada por el pleno del Cabildo en diciembre y consignada en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, al igual que el pasado año, cuando fueron enviados 55 contenedores de este alimento típico canario con una partida de 2017, recordó el consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez. El producto tiene previsto llegar a Tinduf en septiembre.

Este Programa, que pertenece a Naciones Unidas, ha agradecido la contribución de la Institución insular porque “marcará una diferencia en la ayuda” que prestan a los refugiados, aseguró Romain Sirois, representante y director de esta entidad en Argelia, que depende de las contribuciones voluntarias para llevar a cabo sus programas, por lo que el apoyo de donantes no tradicionales como el Cabildo de Gran Canaria es “especialmente bienvenido”, detalló.

El gofio es un alimento muy popular entre los saharauis y tiene un elevado aporte nutricional, ya que es rico en fibra y vitaminas y ayuda a reducir los niveles de malnutrición y anemia. Este producto completará la canasta de alimentos que el Programa proporciona cada mes a miles de familias refugiadas que viven desde 1975 en el desierto de Tinduf, una región remota y árida al suroeste de Argelia con temperaturas que llegan a los 50 grados.

La distribución de comida por parte de este Programa de Naciones Unidas ha sido la principal fuente de alimentos para la mayoría de los refugiados desde 1986. Además de la contribución del Cabildo de Gran Canaria, recibe donaciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y de los gobiernos de varias comunidades autónomas de España.

Este Programa trabaja en más de 80 países, en los que distribuye alimentos a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, además de ayudar a cambiar la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. 

El envío de estas 1.200 toneladas de gofio se suma a otras acciones que realiza el Cabildo de Gran Canaria para cubrir las necesidades básicas de los refugiados saharauis. Entre ellas, el envío de sillas de ruedas, material escolar, un molino de viento para extraer agua y cocinas, que tuvo lugar en 2018.

También financia otros proyectos de ayuda humanitaria y el programa ‘Vacaciones en paz’, y realiza actos solidarios a través del programa Gran Canaria Solidaria para visibilizar la lucha del Pueblo Saharaui tras más de 40 años de exilio.