La Confederación Canaria de Empresarios puso hoy su “músculo empresarial” a disposición del Cabildo de Gran Canaria para aunar esfuerzos en la ejecución de las inversiones del Plan Transforma 2017, que prevé 700 obras por 244 millones de euros.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, mantuvo un encuentro de trabajo con los responsables sectoriales de la patronal, desde construcción a transportes, encabezados por su presidente, Agustín Manrique de Lara, a petición de los propios empresarios para conocer al detalle este ambicioso plan, y estuvieron de acuerdo en que es necesaria la colaboración público-privada.

El Cabildo por sí solo, explicó Morales al empresariado, no tiene capacidad para ejecutar un plan de esta envergadura dado que sucesivas normativas han ido vaciando a la administración pública de personal y solo permite sustituir dos de cada diez, de modo que apenas emplea el 15 por ciento de su prepupuesto en personal, lo que a la maraña burocrática suma un embudo que supone un obstáculo a superar.

Por este motivo, el presidente grancanario les expuso que coincide en su preocupación por la ejecución y expuso las fórmulas que empleará la Institución para que prosperen a pesar de los impedimentos, de ahí la necesidad de sumar esfuerzos. Y la Confederación “estará ahí, colaborando para que se maximice el porcentaje de inversión, aseguró Manrique de Lara.