Los cuerpos de los siete soldados de Estados Unidos desaparecidos tras el choque del destructor USS Fitzgerald y un carguero filipino han sido hallados este domingo, según informó la Séptima Flota estadounidense desplegada en la base nipona de Yokosuka.

Los cuerpos "estaban ubicados en los compartimentos de atraque inundados" tras la colisión de la víspera y han sido localizados a medida que los equipos de rescate fueron accediendo a los espacios que resultaron dañados, ha indicado la Armada de EE.UU. en un comunicado.

Los restos de los marinos están siendo trasladados al Hospital Naval de Yokosuka, situado al sudoeste de Tokio, para proceder a su identificación, tras lo cual se dará a conocer la identidad de los fallecidos, ha detallado el texto.