Resultado de imagen de terremoto irak

 

Las autoridades iraníes han dado por terminadas las operaciones de búsqueda de posibles supervivientes del terremoto que el domingo golpeó la región de Kermanshah, fronteriza con Irak. Las esperanzas de encontrar a alguien con vida bajo los escombros son mínimas, sostienen los responsables.

El presidente iraní, Hassan Rohaní, ha visitado la zona, donde miles de supervivientes combaten el frío y la falta de víveres.

La cifra de muertos se eleva a 430, según la agencia oficial IRNA, y la de heridos a casi 7.500. Reuters eleva el número de víctimas mortales a 450. En el vecino Irak murieron al menos 7 personas y más de 500 resultaron heridas.

El terremoto alcanzó una magnitud de 7,3 en la escala Richter, y fue seguido de casi 200 réplicas.