Imagen de archivo de Paul Manafort, exjefe de de campaña de Trump

 

El fiscal especial de Estados Unidos encargado de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa, Robert Mueller, se ha opuesto a que Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente, Donald Trump, abandone su arresto domiciliario, al asegurar que colaboró en noviembre con un ruso que tiene lazos con la inteligencia de Rusia.

En un escrito presentado este lunes ante el tribunal federal del Distrito de Columbia, y al que ha tenido acceso Efe, Mueller ha expresado su objeción a un acuerdo al que había llegado con Manafort y que le permitiría salir en libertad condicional del régimen de arresto domiciliario en el que lleva desde el 30 de octubre.

"Al menos hasta el 30 de noviembre de 2017, Manafort y un colega suyo estaban escribiendo un artículo de opinión en inglés sobre su trabajo político en Ucrania", con el objetivo de publicarlo con la firma de otra persona, indica el escrito judicial. El que fuera jefe de campaña de Trump colaboraba en el artículo con "un viejo colega ruso, que actualmente vive en Rusia y se estima que tiene lazos con un servicio ruso de inteligencia", agrega.