Estados Unidos inaugura su polémica embajada en Jerusalén entre fuertes protestas

Información
Publicado; 14 Mayo 2018 A las; 14:15

Preparativos para la ceremonia inaugural de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén

Estados Unidos ha inugurado este lunes su polémica embajada en Jerusalén entre fuertes protestas en la Franja de Gaza, donde se han registrado, por el momento, 37 palestinos muertos y más de 1.700 heridos de diversa gravedad.

El himno de Estados Unidos y el embajador de ese país ante Israel, David Friedman, dieron inicio este lunes a la ceremonia de la histórica inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén.

"Hoy abrimos la embajada de los Estados Unidos en Jerusalén, Israel", ha dicho el embajador frente al presidente israelí, Reuvén Rivlin, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y la delegación estadounidense enviada por Donald Trump, que incluye a su hija Ivanka y su marido Jared Kushner.

A través de un mensaje grabado en Estados Unidos y que ha sido emitido al comienzo de la ceremonia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha felicitado a los presentes por la apertura de la embajada y ha asegurado que "debió pasar hacer mucho tiempo".

   “Esta ceremonia debió pasar hace mucho tiempo“

En la misma línea, el presidente ha indicado que su país sigue "completamente" comprometido en la búsqueda de un acuerdo de paz duradero entre israelíes y palestinos. "Nuestra mayor esperanza es la paz y Estados Unidos sigue completamente comprometido con la facilitación de un acuerdo de paz duradero", ha dicho en el mensaje de vídeo.

Además, ha puesto de manifiesto su buena relación con Israel y el apoyo de su país para alcanzar un objetivo común: "Estados Unidos siempre será un gran amigo de Israel y un socio en la causa de la libertad y paz", ha explicado en su mensaje.

"Jerusalem es hoy el asiento del gobierno de Israel, de su Parlamento y de su Corte Suprema de Justicia. Israel es una nación soberana con el derecho que tienen todas las otras naciones soberanas a designar su propia capital", ha explicado. Y ha concluido: "Esta ciudad y toda la nación es un testamento al espíritu inquebrantable del pueblo judío".