La erupción del volcán de Fuego deja ya 69 muertos y 1,7 millones de afectados en Guatemala

Información
Publicado; 05 Junio 2018 A las; 13:29

Resultado de imagen de volcan guatemala

El cono del volcán de Fuego de Guatemala ha vuelto a escupir rocas, ceniza y gases pocas horas después de la violenta erupción registrada este domingo, que ha dejado al menos 69 muertos y más de 1,7 millones de afectados, según el último balance de las autoridades guatemaltecas, que siguen buscando supervivientes en la zona. La portavoz Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Mirna Zeledon, ha detallado que apenas 13 de los fallecidos han sido identificados por el momento.

El volcán de Fuego, situado a 35 kilómetros al suroeste de Guatemala, la capital, es un cono volcánico que alcanza los 3.763 metros de altura y que entró en erupción este domingo durante 16 horas, arrasando varias aldeas ubicadas en las cercanías y obligando a la evacuación de miles de personas. "El paisaje en el volcán ha cambiado totalmente, todo está completamente destruido", ha asegurado en la radio local el vulcanólogo Gustavo Chigna.

La erupción fue tan violenta que la columna de cenizas expulsadas llegó a 2.200 metros de altura por encima del cráter, según el Instituto Nacional de Vulcanología, que, aunque ha dado la erupción por terminada y cree que el volcán está volviendo a la normalidad, avisa de que "es posible que se reactive" en las próximas horas.

En este sentido, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred) ha informado de que el volcán ha vuelto a expulsar este lunes flujo piroclástico -una mezcla de gases, material sólido y aire comprimido que se mueve al nivel del suelo- en las inmediaciones de El Rodeo, la localidad más afectada, por lo que se sigue evacuando a la población de las inmediaciones. En total, hay 3.271 personas evacuadas, de las que 1.877 han sido realojadas.

La erupción alcanzó, sobre todo, a varias poblaciones rurales cercanas al volcán y a la ciudad colonial de Antigua, patrimonio mundial reconocido por la Unesco y uno de los principales reclamos turísticos de Guatemala. El director de Conred, Sergio Cabañas, ha explicado que los fallecidos fueron atrapados por la lava incandescente -más de 700 grados centígrados- que bajó a toda velocidad por la ladera del volcán.