López Obrador, el corredor de fondo de la política mexicana

Información
Publicado; 02 Julio 2018 A las; 14:11

El líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ofrece declaraciones acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller

Andrés Manuel López Obrador, a menudo conocido por el acrónimo de su nombre, AMLO, se ha convertido este domingo en presidente de México en una victoria histórica por varios motivos: porque se trata del primer presidente claramente situado en la izquierda ideológica; porque ha vencido a los dos grandes partidos que se repartían el poder durante los últimos 20 años, el PRI y el PAN; y porque su triunfo ha sido inmediatamente reconocido por sus adversarios.

"No tracionaré a mi pueblo", ha dicho el nuevo presidente (tomará posesión el 1 de diciembre), que ha basado su discurso en la crítica de la corrupción y la desigualdad que atenazan a la primera potencia latinoamericana después de Brasil.

Tras perder en 2006 y 2012, cuando denunció fraude, López Obrador ha prometido ahora encabezar la cuarta revolución en el país, tras la independencia, las reformas liberales del siglo XIX y la Revolución mexicana.

Entre sus promesas, promete combatir la corrupción "dando ejemplo", cambiar la política de seguridad, revisar la construcción del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México y frenar la reforma energética impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, que abrió la explotación de hidrocarburos al sector privado, informa Efe.

Sin embargo, para ganar López Obrador ha hecho importantes concesiones en su discurso tradicional. Así, no ha dudado en moderar sus propuestas económicas para congraciarse con los empresarios y aliarse con los evangélicos del partido Encuentro Social, muy conservadores en lo concerniente a las libertades personales y contrarios al matrimonio homosexual y al aborto.

Un corredor de fondo en la política mexicana

Nieto de un comunista español exiliado, López Obrador (Macuspana, Tabasco, 1953) dio sus primeros pasos en política en 1977 con el PRI, el partido que dominó toda la vida política mexicana durante décadas.

En 1988, cuando el PRI había abrazado el neoliberalismo, AMLO se sumó al proyecto izquierdista del Frente Democrático Nacional, que un año más tarde se convirtió en el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Con él, López Obrador se convirtió en alcalde de Ciudad de México (2000-2005). Su buena gestión, basada en la reducción de la delincuencia y la construcción de infraestructuras, le sirvió de plataforma para dar el salto a la política nacional.

Pese a partir como favorito en los sondeos, en 2006 cayó derrotado por tan solo 0,56 puntos ante el conservador Felipe Calderón, el menor margen en unos comicios presidenciales en México.

En 2012 sufrió su segunda derrota al verse superado por la maquinaria del PRI, partido que recuperó la Presidencia, de la mano de Peña Nieto. López Obrador denunció fraude y la supuesta compra de "millones de votos".

Tras su salida del PRD, en 2013 fundó el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que finalmente le ha llevado a la presidencia.