Puigdemont propone al Gobierno un diálogo "sin condiciones"

Publicado; 11 Octubre 2017 A las; 20:13

Entrevista de Carles Puigdemont en la CNN

 

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha aprovechado el altavoz internacional que le proporciona la CNN para ofrecer en una entrevista una nueva llamada al diálogo, después del pleno del Parlament en el que asumió el encargo del 1-O para a continuación suspender la declaración de independencia, "un diálogo sin condiciones" por el que el Ejecutivo catalán y el Gobierno central "se tienen que sentar y hablar de verdad".

Para ello, Puigdemont sugiera que se sienten en una mesa de negociación dos miembros del Govern y dos más del Gobierno central "con el único y simple punto de estar de acuerdo en nombrar a un mediador".

"Estamos en un punto donde lo más importante es que no haya condiciones previas para sentarse y hablar, y aceptar que tenemos que hablar, tenemos que dialogar en las condiciones adecuadas", ha dicho un Puigdemont que se mantiene en su propósito de que ese diálogo ha de dar cauce a que "la mayoría del pueblo catalán" quiere la independencia. En su argumentación ante la CNN, apela al resultado del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional y celebrado sin garantías, para sostener que "Cataluña se ha ganado el derecho de ser un Estado independiente".

"El diálogo y las hipotéticas negociaciones tienen que partir del hecho de reconocer una realidad: la relación entre Cataluña y España no está funcionando y que hay una mayoría del pueblo catalán que quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente". "Y lo quiere hacer de acuerdo con el Estado”, añade el presidente de la Generalitat.

Sobre si era consciente de que estaba dividiendo a los españoles, Puigdemont responsabilizó de ello al Estado en su respuesta al medio estadounidense: "Intenté enviar un mensaje de calma y recordar a la gente que nos enfrentamos a un problema político que hemos de resolver con política y con policía", dijo sobre su intervención en el Parlament. Por eso, ha dicho en otro momento, cree que "sería injustificado y un error" que él acabara detenido. "Este no es el momento de enviar a la gente con quien tienes diferencias políticas a la cárcel".