Imagen de archivo de la carretera A-1 al inicio del Puente de la Constitución

 

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha desde las 15.00 horas de este martes hasta la medianoche del domingo un dispositivo especial para regular y dar seguridad y fluidez a los 6,7 millones de desplazamientos de largo recorrido (más de 50 kilómetros) que espera en las carreteras por el puente de la Constitución y la Inmaculada, lo que supone un 40% menos de lo previsto en ese periodo del año pasado.

Este año, la salida de los grandes núcleos urbanos se producirá en dos fases: la primera, el martes por la tarde y el miércoles por la mañana (por el inicio del puente), y la segunda, el jueves por la tarde y el viernes por la mañana (por el comienzo de los días festivos) y el fin de semana.

Aún así, según ha informado la DGT en un comunicado, el mayor flujo de tráfico se prevé en las primeras horas de la tarde y en la mañana del miércoles en sentido salida desde los grandes núcleos urbanos hasta las zonas de montaña, descanso y segundas residencias, además de trayectos de corto recorrido hacia zonas de ocio.

El sábado por la tarde y el domingo se producirán movimientos de largo recorrido en sentido retorno, con tráfico intenso en las principales vías y zonas de acceso a la montaña y por la tarde y noche, en los accesos a los grandes núcleos urbanos. Este último día se recomienda iniciar el viaje de vuelta por la mañana.

La mayor parte de los viajes se esperan entre la zona centro y sur del país y en la costa levantina. Aunque también estos desplazamientos afectarán de modo significativo a las carreteras cuyo destino predominante serán a zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno, zonas turísticas de descanso y segunda residencia, así como también los accesos a las grandes zonas comerciales.