La juez Lamela deja en libertad sin fianza a Trapero al considerar que "cumple escrupulosamente" con la justicia

Información
Publicado; 23 Febrero 2018 A las; 16:31

Resultado de imagen de trapero

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha dejado en libertad sin fianza al exjefe de los Mossos Josep Lluis Trapero al considerar que está "cumpliendo escrupulosamente" con la justicia, después de que la Fiscalía pidiera que le impusiera 50.000 euros por su presunta responsabilidad en la inactividad de la policía autonómica para impedir la votación el 1-O, según fuentes jurídicas.

La magistrada ha tomado esta decisión porque considera que no hay riesgo de fuga y que a día de hoy ya no puede comprometer la investigación, al tiempo que, al haber sido apartado del cargo al frente del cuerpo policial por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, no puede ocultar o destruir pruebas.

De este modo, la juez Lamela desoye la petición inicial de la Fiscalía, que había solicitado, al finalizar la comparecencia de Trapero, que le dejase en libertad, pero bajo fianza de 50.000 euros, y le ha mantenido las mismas medidas cautelares que decretó el pasado 16 de octubre: comparecencias quincenales, retirada del pasaporte, prohibición de salir de España y fijación de domicilio y teléfono.

En su auto, la magistrada de la Audiencia Nacional considera que el ministerio público "únicamente hace referencia como fundamento de su petición a la imputación de un segundo delito de sedición, lo cual agrava su situación procesal, y a la posibilidad de que Trapero pueda ocultar o destruir nuevas pruebas".

Trapero está "cumpliendo escrupulosamente" con la justicia

Argumentos que la juez no estima "suficientes" para incrementar las medidas al tener en cuenta que Trapero "viene cumpliendo escrupulosamente" las medidas cautelares que le impuso anteriormente.

Para fundamentar su decisión de dejarle en libertad con las mencionadas medidas cautelares, Lamela argumenta que Trapero ya no ostenta el cargo de Mayor de los Mossos por lo que no tiene "una posición de mando" que le permita ocultar o destruir pruebas.

Además, prosigue Lamela, el exjefe de la Policía autonómica catalana podía intuir que la Fiscalía iba a pedir una medida grave para él "al haberse hecho eco ya de ello algunos medios de comunicación" y también sabía que podía imputársele un delito de organización criminal, y aún así ha comparecido en la Audiencia Nacional.

También ha tenido en cuenta la juez el avanzado estado de la investigación, lo que hace que las posibles acciones que pueda llevar a cabo Trapero no puedan comprometer la instrucción.