Montoro dice al juez que no le consta que las urnas del 1-O y la manutención de Puigdemont se pagaran con fondos públicos

Información
Publicado; 14 Mayo 2018 A las; 14:12

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el pleno del Congreso de los Diputados el pasado 26 de abril

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha respondido al juez que instruye el caso del "procés" en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que no le consta que las "urnas de los chinos para el 1 de octubre" y la manutención del expresidente catalán Carles Puigdemont fuera de España se sufragaran con fondos públicos. Además ha asegurado que "cuando se han detectado indicios de delito", su departamento lo ha puesto en conocimiento de la Fiscalía General del Estado y de la del Tribunal de Cuentas.

Montoro respondió en estos términos hace casi quince días a la providencia dictada en abril por el juez Llarena, que le pidió que le explicara "a la mayor brevedad posible" sus declaraciones en una entrevista en El Mundo, en las que decía que no se había utilizado dinero público para el referéndum independentista del día 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

En su contestación, Montoro indica que Hacienda remitió a la Fiscalía General del Estado cuatro escritos con presuntas irregularidades y otros tantos a la Fiscalía del Tribunal de Cuentas.

"Máxima colaboración y cooperación"

Reitera, eso sí, unas afirmaciones suyas en la citada entrevista, en concreto cuando dijo que no se habían pagado con dinero público, "a expensas de lo que resulte de la investigación penal", ni las urnas utilizadas en la votación del 1-O ni la manutención del expresidente Carles Puigdemont en Bélgica.

Según su criterio, los mecanismos de control no son incompatibles con la investigación judicial llevada a cabo de aquellas "acciones u omisiones con relevancia penal que se habrían producido al margen o eludiendo el sistema de control administrativo de los pagos".

La labor del Ministerio de Hacienda en relación con la actuación de los tribunales de Justicia, recalca, "ha sido, es y será siempre la de la máxima colaboración y cooperación, prestando el auxilio que, en su caso, se precise para el esclarecimiento de los hechos que eventualmente pudieran ser constitutivos de delito, ya sea de malversación como de cualquier otro".

Después de hacer hincapié en que sus declaraciones hay que ponerlas "en el contexto periodístico y político en el que se encuadran", considera que sus palabras "en modo alguno contradicen los medios de prueba practicados por los tribunales de Justicia".