El bloque soberanista se rompe y pierde la mayoría en el Parlament

Información
Publicado; 09 Octubre 2018 A las; 18:38

Resultado de imagen de El bloque soberanista se rompe y pierde la mayoría en el Parlament

 

El bloque independentista que formaban JxCat y ERC en el Parlament se ha roto, consumando la pérdida de su mayoría por primera vez desde que empezó el 'procés'. La crisis ha estallado definitivamente cuando ERC se ha negado a que puedan contarse los votos del huido Carles Puigdemont y de otros tres parlamentarios de JxCat en prisión (Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull), todos suspendidos por el Tribunal Supremo y que estaban obligados por tanto a delegar su voto. El resultado que deja esta ruptura es un independentismo en el Govern sin apoyos suficientes en el Parlament, y por lo tanto una Cataluña en la práctica ingobernable.

De esta manera, los republicanos han permitido a la Mesa del Parlament que rechace la delegación del voto de los diputados de JxCat, quienes se han negado a cambiar la fórmula y acatar la suspensión y sustitución de los mismos. Por su parte, los diputados afectados han remitido un escrito en el que afirman que prefieren perder la mayoría independentista a ser sustituidos, lo que dejaría a los secesionistas con cinco votos menos en el Parlament.

El resultado inmediato al no contar con el voto de los diputados suspendidos es que el independentismo ha perdido las primeras votaciones que se han celebrado a continuación, resoluciones simbólicas pero que antes tenían aritméticamente garantizadas, como una propuesta de la CUP a favor de la autodeterminación de Cataluña, la reprobación del rey Felipe y otra sobre la "existencia de presos políticos y exiliados".

El acuerdo de la Mesa ha contado con tres votos a favor (ERC y PSC), dos en contra (JxCat) y dos abstenciones (Ciudadanos). Los letrados del Parlament alertaron el lunes en su informe jurídico de que, si los votos de los diputados de JxCat suspendidos se ejercen por delegación, "no podrían computarse válidamente" y se podría incurrir en una "vulneración" del derecho de participación política del resto de diputados de la cámara.

En su intervención en el Debate de Política General que se ha retomado por la tarde tras el acuerdo de la Mesa, después de que tuviera que ser pospuesto el pasado jueves por las diferencias entre Junts per Catalunya y ERC, la portavoz adjunta de JxCat Gemma Geis ha admitido la necesidad de ser "autocríticos" con lo que ha sucedido en el Parlament, aunque sin olvidar la "represión" que considera que está aplicando el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Mientras, la diputada de la CUP Natàlia Sànchez, cuyo grupo (cuatro diputados, los mismos que pierde JxCat) pasa a tener la llave para que el independentismo pueda sacar adelante resoluciones, ha propuesto en el debate crear alianzas como las que se formaron entre instituciones y sociedad civil el 1 de octubre de 2017 para "ampliar derechos" políticos y sociales en Cataluña."El presidente Torra nos pide unidad, pero si el Govern no se pone a trabajar por su pueblo, este pueblo no avanzará nunca", ha advertido la diputada de la formación anticapitalista.