Un hombre obeso mide el contorno de su cintura

 

Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) ha identificado una proteína que controla la destrucción de la grasa y podría servir como futuro objetivo terapéutico para reducir la obesidad.

En concreto, según detallan en la revista Nature Communications, han demostrado que la proteína denominada MKK6 controla la transformación de la grasa blanca, acumuladora de lípidos, en grasa marrón, que quema los lípidos para mantener la temperatura corporal reduciendo así la obesidad.

En su investigación, dirigida por las científicas del CNIC Guadalupe Sabio y Nuria Matesanz y en la que participaron científicos del Hospital Universitario de Salamanca, analizaron muestras de grasa de pacientes obesos e identificaron que la proteína MKK6 está presente en mayor cantidad de lo habitual.

Cuando analizaron en profundidad su funcionamiento, encontraron que dicha proteína reduce la transformación de la grasa blanca, acumuladora de lípidos, en grasa marrón, que consume esos lípidos para generar calor.

Con modelos animales han podido demostrar que los ratones que carecen de esta proteína tienen una mayor cantidad de grasa parda y, en consecuencia, se encuentran protegidos ante la obesidad al eliminar la energía sobrante en forma de calor.