Los alumnos españoles de cuarto de Primaria, es decir, niños de 9 años, han mejorado en quince puntos su comprensión lectora desde 2011, y la progresión de las chicas ha sido mejor que entre los chicos, una brecha de género que se aprecia en prácticamente todos los países estudiados.

Lo concluye el informe PIRLS (Estudio Internacional de Progreso en comprensión lectora), que lleva a cabo cada cinco años desde 2001 la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) y que en su edición de 2016 ha contado con 50 países, 11 áreas regionales, 319.000 alumnos, 15.000 docentes y 11.000 colegios.

 

España ha conseguido 528 puntos en lectura frente a los 513 de 2011. Las alumnas han obtenido 532 puntos (516 en 2011) y los chicos 524 (511).

Nuestro país -ha participado con 14.595 alumnos de 629 centros- es el que ha tenido "una de las evoluciones más positivas", solo superada en la OCDE por Australia, que ha mejorado 17 puntos, ha destacado el Ministerio de Educación en una nota.

No obstante, España se sitúa en el puesto 31 de los 50 estudiados, que toman como referencia 500 puntos, y es doce puntos inferior a la media de la OCDE y once puntos a la media de la UE.

Han participado siete comunidades autónomas: Andalucía, Asturias, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, Madrid y País Vasco.

Dos de ellas, Madrid, donde las alumnas sacan 553 puntos y los alumnos 545, y Andalucía (526 y 523, respectivamente) lo han hecho con un tamaño de muestra similar a la de un país.

El estudio fija asimismo que la proporción de alumnos españoles rezagados es del 3% (en 2011 se elevaba al 6 %), un punto porcentual por debajo del promedio de la OCDE y del total de la UE, que cuentan con un 4 %.

Más de la mitad de los estudiantes españoles (56 %) afirmó que le gusta mucho leer, porcentaje que en el promedio de la OCDE es del 36 % y en el total de la UE del 38 %.

"El logro en lectura de los alumnos españoles claramente ha mejorado entre 2011 y 2016", ha señalado el director ejecutivo de la IEA, Dirk Hastedt, en un encuentro con la prensa en Madrid.