El cambio climático también ha aumentado el riesgo de grandes aludes en el Himalaya

Información
Publicado; 13 Marzo 2018 A las; 15:29

Los aludes en el Himalaya han aumentado, asociados al aumento de temperatura del aire.

Investigadores de la Universidad de Ginebra (Suiza), en colaboración con la Universidad de Alcalá de Henares, han comprobado cómo el cambio climático está afectando a la evolución de la actividad de los aludes de gran magnitud en el Himalaya. Estos eventos se caracterizan por su capacidad destructiva sobre poblaciones e infraestructuras. Los resultados de este trabajo aparecen reflejados en un reciente artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academic of Science (PNAS). El equipo formado por Juan Antonio Ballesteros, Daniel Trappman, Jaime Madrigal, Nicolas Eckert y Markus Stoffel ha reconstruido la historia de los aludes de nieve en los últimos 150 años en el Himalaya indio usando los anillos de crecimiento de los árboles. Los resultados del estudio sugieren que la actividad de aludes de nieve antes de 1970 era relativamente poco frecuente, con largos períodos de inactividad, como, por ejemplo, la década de 1940 y principios de 1950. Los aludes catastróficos de nieve se vuelven, por el contrario, mas frecuente a partir de los años 1970, con una frecuencia media de 0,8 eventos por año, lo que contrasta con la frecuencia media observada (0,24 eventos por año) para el periodo entero analizado. Además, las áreas afectadas tienden a ser más grandes a partir de 1970. A través de un modelo estadístico, los autores han explorado la conexión entre la actividad de aludes y las variables climáticas a escala mensual. "La investigación ha incluido el análisis detallado del registro de anillos de crecimiento de más de 150 árboles", explica Juan Antonio Ballesteros, investigador principal del estudio, “gracias a que conocemos la posición de cada árbol afectado, somos capaces de reconstruir la dinámica de las avalanchas de nieve, así como su extensión lateral y zona de llegada”. “Esta técnica nos ha permitido extender las observaciones de aludes de nieve desde la década de 1850, reconstruyendo 38 aludes durante este periodo, lo que supone la reconstrucción más larga de todo el Himalaya”, continúa.