UGT y CC.OO. califican de "desvergüenza" el intento de "la derecha" de convertir a la mujer "en máquina de reproducción"

Información
Publicado; 08 Febrero 2019 A las; 23:19

Los líderes de los sindicatos CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, durante una reciente reunión en Madrid

 

Los secretarios generales de UGT y CC.OO., Pepe Álvarez y Unai Sordo, se han manifestado "escandalizados" por las "barbaridades" y los "discursos reaccionarios" contra las mujeres emitidos por algunos partidos de "la derecha" tras las declaraciones del líder del PP, Pablo Casado defendiendo la abolición de la Ley del Aborto para sustentar las pensiones.

Antes de comenzar la Asamblea sindical celebrada en Madrid, en la que han reunido a más de 10.000 delegados de toda España, Álvarez y Sordo han denunciado las declaraciones de Casado.

Bajo el lema "Mas hechos. Menos palabras", ambos han recordado que el acto de este viernes es un prolegómeno que terminará el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en la que situarán sus reivindicaciones con brecha salarial, la desigualdad en las empresas o el acoso.

"Es un escándalo las barbaridades que se oyen en España en materia de igualdad de género, vinculando el aborto a las pensiones, haciendo auténticos dislates mentales por parte de algunos partidos políticos", ha dicho Sordo. "

Por su parte, Álvarez ha calificado de "desfachatez y desvergüenza" este intento de "restaurar privilegios" y de convertir a la mujer "en una máquina de reproducción". "La mujer puede y debe tener hijos y hay que generar las condiciones para que los pueda tener siempre que quiera y no como consecuencia de las necesidades que puedan venir en relación con la mayor o menor cantidad de mano de obra necesaria", ha dejado claro el líder de UGT.

Álvarez ha considerado además que se trata de un planteamiento "supremacista y bastante xenófobo", porque no hay falta de niños: "el mundo tiene niños suficientes".

Ambos han instado "la izquierda" española a situar el debate político de España en los problemas de la gente, que son los salarios, electricidad, alquileres y pensiones, y "dejar de hablar de banderas, relatos y de no se sabe qué".

En relación a los Presupuestos Generales del Estado para 2019, ambos responsables sindicales creen que "no hay razón" para no aprobarlos y ha instado a los partidos políticos, sobre todo a la izquierda y a los partidos progresistas, a que dejen de hablar de banderas y apoyen las cuentas.

UGT ha exigido a los partidos políticos, sobre todo a los que votaron a favor de la moción de censura, a que den "un paso adelante" y apoyen las cuentas públicas, "porque será un paso adelante para que se pueda enmendar y modificar el texto actual" de la reforma laboral.

Sordo, por su parte, ha emplazado al Gobierno de Pedro Sánchez a que tenga audacia y lleve adelante la modificación sustancial de la reforma laboral y de pensiones aprobada por el Gobierno del PP. "Le pedimos audacia para que lo tramite y lo haga, porque creemos que es posible sacar mayorías en el Parlamento", ha resaltado.

En esta línea, ha hecho un llamamiento a los partidos políticos para que sean conscientes de que si se oponen a las reformas que sirven para mejorar las condiciones de los ciudadanos, "tendrán problemas con la gente".

El presidente del PP, Pablo Casado, se ha mostrado partidario de derogar la actual ley del aborto de plazos, aprobada en 2010, y volver a la de supuestos aprobada en 1985 por el Gobierno de Felipe González, que cree que era "de consenso", así como en poner el acento en políticas que incentiven la natalidad ante lo que ha denominado "invierno demográfico", que pone en riesgo, a su juicio, los sistemas de pensiones, salud y prestaciones públicas.

Creo que tenemos que hacer un análisis de qué sociedad estamos construyendo y, sobre todo, que eso a la izquierda se le da muy mal, si queremos financiar las pensiones y la salud debemos pensar en cómo tener más niños y no en como los abortamos", ha afirmado en una entrevista con EFE, en el marco de lo que considera una cultura "progresista" a favor de la vida.