Lanzamiento del cohete Soyuz-FG y la nave espacial Soyuz MS-04 desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

La nave rusa Soyuz MS-04, con dos tripulantes a bordo, se ha acoplado con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), ha informado el Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia. El acoplamiento se ha producido en modo automático, como estaba previsto.

La Soyuz, lanzada desde el cosmódrono de Baikonur, (Kazajistán), ha llevado a la EEI al cosmonauta ruso Fiódor Yurchijin y al astronauta estadounidense Jack Fischer.

La nave, que en poco más de seis horas de vuelo dio cuatro vueltas a la Tierra, se enganchó en el puerto de atraque del módulo Poisk del segmento ruso de la plataforma espacial.

Una vez que se compruebe el hermetismo del acoplamiento y se igualen las presiones de la Soyuz y la EEI, se abrirán las compuertas y los recién llegados podrán acceder a la estación orbital, donde les esperan sus actuales tripulantes: el ruso Oleg Novitski, la estadounidense Peggy Whitson y el francés Thomas Pesquet.