Un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) con varios especialistas internacionales realizó un estudio y creó un modelo de simulación de un ataque con viruela en la región del Pacífico, con el objetivo de examinar la preparación local, regional y global para luchar contra la enfermedad.