Resultado de imagen de raul garcia montesano

Entrevista a Raúl García Pascual consejero delegado del Grupo Montesano

¿Cuántos años lleva Montesano realizando su actividad?

Montesano es la marca que diseña e implanta la empresa Embutidos de Tenerife, constituida en 1965, año en que comienza su actividad fabril y comercial en la calle El Calvario de la localidad de La Esperanza en Tenerife.

¿Quien fundó la empresa?

La empresa la funda Martín García, actual presidente, junto con otros dos inversores que unos años después trasmitieron la titularidad en exclusiva a mi padre, que era el corazón y la cabeza del negocio.

¿Cómo fueron los comienzos?

Como cualquier proyecto, los comienzos fueron muy duros y complicados, requiriendo muchísimo esfuerzo y sacrificio, pero compensados con todo el entusiasmo y la ilusión que hizo posible que fuera cogiendo entidad, creciendo, desarrollándose y expandiendo hasta llegar a lo que es hoy en día.

Esos inicios complicados se debían a que en aquellos años la fabricación de productos cárnicos era de manera general artesanal, y a partir de entonces comienza el desarrollo industrial del sector. En Canarias ni siquiera había esa tradición charcutera, por lo que se partía de cero, sin disponer de infraestructuras, equipamiento ni personal cualificado para su funcionamiento. Sin embargo, de manera progresiva, se fue dotando de esos recursos, y ante la demanda y el buen hacer, la empresa fue evolucionando, a la par que lo fue haciendo el sector, pudiendo disfrutar la población de Canarias de productos de la misma calidad y con las mismas innovaciones que en el continente.

¿Hoy su padre sigue marcando las pautas de Montesano?

Nuestro padre cesó en su función ejecutiva en Montesano hace más de 7 años, culminando un exitoso proceso de sucesión familiar programado desde el año 2002, o más bien desde la incorporación de sus hijos a la empresa desde los años 90. Hoy en día la empresa se encuentra profesionalizada en toda su función directiva, parte de la cual es llevada por mis dos hermanos. Pero, sin embargo, se mantiene plenamente activo llevando la gestión y administración de diversas empresas diferentes a las del grupo Montesano, en que participamos.

En la empresa trabajamos los tres hermanos: Jaime que lleva la responsabilidad de la función comercial del grupo; Carmen que asume la función de marketing y comunicación; y yo, que desde hace dos años, y tras la incorporación de un director general que me sustituye, tengo el cargo de consejero delegado de Montesano, que comparto con otros cargos en otras empresas e instituciones.

¿Qué es hoy el Grupo Montesano

El resultado del trabajo y sacrificio de de mi padre a lo largo de estos 54 años es que el grupo Montesano se ha convertido en una corporación empresarial, que además de participaciones en empresas de diversas actividades, mantiene su actividad inicial como principal, habiéndose expandido con empresas filiales en Península, de manera que a la fábrica y almacenes que tenemos en Canarias, sumamos una industria en la provincia de Badajoz y otra en la provincia de Sevilla, dedicadas a la fabricación de productos derivados del cerdo ibérico, así como dos empresas de producción porcina, con un centro de selección genética y reproducción porcina, donde nacen 15.000 lechones al año que desde nuestras granjas llevamos a las dehesas extremeñas para obtener la mejor materia prima para la fabricación de nuestros productos derivados del cerdo ibérico.

¿Una apuesta importante ha sido Montesano en Extremadura?

Por supuesto. Nos instalamos en Extremadura en el año 1997, adquiriendo una instalación de 4 años de antigüedad que se encontraba inactiva, y que pusimos en marcha en el invierno de 1998, iniciando la actividad de sacrificio de cerdo ibérico y la fabricación de productos ibéricos. Como cualquier comienzo, costó poner la industria en funcionamiento, y además, en un sector como el ibérico, además de tener que encontrar proveedores que no estuvieran comprometidos con otros fabricantes, teníamos que encontrar clientes que quisieran incorporar una marca en aquel momento desconocido en el mercado peninsular.

¿También cuentan con ganadería propia?

En efecto, tenemos una granja propia, y otras integradas gestionadas directamente por nuestros técnicos siguiendo nuestras indicaciones. Tenemos 1.200 cerdas reproductoras ibéricas que suponen una producción de 15.000 cerdos ibéricos al año que repartimos entre fincas nuestras y concertadas.

¿Desde el primer año se orientó a la exportación?

Así es, se inicia la actividad en el año 1998, en el año 2.000, Montesano Extremadura se convierte en la primera empresa cárnica española en resultar autorizada para exportar sus productos a Japón, donde realizamos una gratificante labor de presentación y promoción de las carnes y elaborados ibéricos, siendo hoy nuestro primer destino de exportación de nuestros productos. Año a año hemos ido ampliando destinos de exportación. Por ejemplo, en el año 2.004, también fuimos los primeros homologados para exportar a Méjico, junto con otra industria de Castilla la Mancha; o la homologación para China, que supuso un logro destacable para nosotros, al pasar una criba entre 350 empresas que solicitamos la homologación y que solo obtuvimos 8, en el año 2.008.

¿En cifras de negocios cuanto supone la exportación?

En el año 2018, el mercado exterior ha supuesto más del 25 % de nuestra facturación

¿Hacia dónde exportan?

Estamos muy orgullosos de decir que la marca Montesano, canaria de origen, y sus productos se encuentran presentes en los cinco continentes, siendo los principales destinos países del sureste asiático: Japón, China, Hong-Kong, Corea, Singapur, Malasia…; América: Mejico, Perú, Chile, Canada; y Europa: Italia, Francia, Inglaterra..  

¿Que supone el mercado de Canarias para Montesano

Este mercado es nuestro origen, de donde parte todo, y donde seguimos dedicando la mayor parte de nuestros esfuerzos y dedicación. Queremos seguir siendo un referente en los lineales de los supermercados, en los buffete de los hoteles, en los platos de nuestros restaurantes, o en los bocadillos de desayunos y meriendas. Nos esforzamos día a día para atender a la población canaria, y seguir contando con su confianza y que nos sigan ayudando a crecer.

Lo que si se están planteando son nuevos hábitos de consumo. ¿Cuál es la estrategia para cubrir un demanda cada vez más exigente?

Estamos continuamente estudiando tendencias y hábitos de consumos y somos muy dinámicos en el desarrollo de nuevas líneas de productos, combinando los tradicionales del sector cárnico con las demandas de la población: productos libres de alérgenos, productos sin aditivos, productos artesanales…

¿Productos frescos y de cercanía es importante?

En una gama de productos como la nuestra, es muy valorado por el consumidor y por las cadenas de supermercados, el hecho de que la fabricación sea próxima y que llegue al comercio o a la vivienda en el menor tiempo posible desde la industria, y en nuestro caso, además de hacer la elaboración a diario, tenemos una red logística que sitúa nuestros productos en las 7 islas en 24 horas.

¿Cuáles son los proyectos que tiene el Grupo Montesano para el futuro?

En el ámbito canario, nuestra intención es mantener la satisfacción de nuestros clientes, atendiendo las demandas que van surgiendo, y estamos continuamente desarrollando nuevos productos.

En cuanto a nuestras empresas de la Península, seguimos en crecimiento, consolidando nuestra presencia tanto en el mercado interior como en la exportación.

¿Sin embargo tener una industria agroalimentaria no es fácil?

No es nada fácil en general, ni lo es en particular en la actividad cárnico, que es un sector que se encuentra muy atomizado, y por tanto expuesto a mucha competencia; y más en particular lo hace manes fácil realizar esta labor en el Archipiélago Canario, para lo que necesitamos del apoyo de nuestros consumidores, que sigan apostando por la calidad de nuestros productos, de forma que podamos incrementar nuestra plantilla en la islas que hoy suma 300 personas.