Gobiernos en minoría por Román Rodriguez

Publicado; 30 Julio 2017 A las; 12:36

Resultado de imagen de roman rodriguez

El curso político se cierra en Canarias con un Gobierno incapaz de consolidar una mayoría parlamentaria tras la expulsión de los socialistas, el pasado mes de diciembre, y el fracaso de las conversaciones para integrar al PP en el Ejecutivo. Y con dos acontecimientos de muy distinto signo. La aprobación por unanimidad del crédito extraordinario, que supone 340 millones de euros adicionales para los servicios públicos, fruto del desbloqueo de Nueva Canarias (NC) de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017. Y el desastre en la gestión de la Radiotelevisión Canaria (RTVC), que ha llevado a que toda la oposición sume sus fuerzas para pedir la dimisión del presidente del Consejo Rector, Santiago Negrín, y la apertura de un proceso de cambio profundo en la radio televisión pública canaria.

Tras la salida del PSOE, el Ejecutivo está sustentado solo en 18 diputados de CC, que se elevan hasta 21 por el apoyo de ASG. Es decir, un tercio de la Cámara y el 17% de los votantes en los comicios de 2015. Un Gobierno, por tanto, muy débil, el de menores apoyos en nuestra historia autonómica y que lleva seis meses más atento en mantener sillones que en buscar soluciones a los problemas de las Islas. Frente a él, la mayoría, 39 escaños, la tiene una oposición plural y diversa que puede marcar la agenda política y encontrar espacios de encuentro con iniciativas conjuntas en diversos temas.

Estas circunstancias se repiten en el Congreso de los Diputados. Con algunas diferencias: el Gobierno se apoya, fundamentalmente, en el primer partido en votos y escaños y, al menos, intenta dialogar con otros grupos parlamentarios en distintos asuntos. Aunque eso no le ha evitado varias derrotas. Ni que la oposición, por ejemplo, le haya forzado a introducir cambios en el modelo de la radiotelevisión pública española. Depende de la madurez de las diferentes formaciones presentes en la Cámara estatal el articular propuestas progresistas en los más diversos ámbitos: Lomce, reforma laboral, políticas sociales, etcétera.

En lo que resta de legislatura, menos de dos años, en Canarias se acabaron los rodillos parlamentarios y se impone el diálogo y la negociación, algo a lo que no está acostumbrada CC. Se confirma con su actuación en el debate de aprobación del crédito extraordinario: Clavijo fue al Parlamento con una propuesta que no negoció con nadie, ni siquiera con el que, en ese momento, era su principal candidato a socio, el PP. Se arriesgó a una derrota, de la que le salvó la responsabilidad de los grupos de oposición, que con sus aportaciones mejoraron la propuesta y, por unanimidad, apoyaron esta importante inyección de recursos a los servicios públicos básicos.

Una inyección de 340 millones de euros para la educación, la sanidad y los servicios sociales, posible gracias a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que Nueva Canarias desbloqueó, por responsabilidad y pese a las notables diferencias con el Gobierno del PP, buscando mejoras sustanciales para Canarias y su gente. Unas cuentas públicas en las que NC introdujo modificaciones relevantes, entre ellas las relativas al incremento del descuento a los viajes interinsulares aéreos y marítimos, la desvinculación de los recursos del Régimen Económico y Fiscal (REF) de la financiación autonómica e incrementos sustanciales de recursos para las Islas.

Los PGE de 2017 han posibilitado que, por primera vez, Canarias se encuentre por encima de la inversión media de las comunidades autónomas, cumpliendo con lo estipulado en el artículo 96 del REF. Y que se rompa con la dinámica de maltrato al Archipiélago de los últimos años.

La oposición será clave en este Parlamento canario sin mayorías. Lo será para la aprobación del conjunto de la agenda legislativa. Las más inmediatas, la de Servicios Sociales y la ley de presupuestos de la comunidad canaria para 2018. Así como para la renovación de los órganos que emanan de la Cámara: Diputado del Común, Audiencia de Cuentas, Consejo Consultivo y el Consejo Rector de la RTVC.

En el caso de la RTVC, las decisiones erróneas cometidas a la hora de designar a su Consejo Rector en la pasada legislatura y la gestión ineficaz y partidista de su presidente la ha llevado a una situación límite en la que se encuentra en juego su propia supervivencia. Todos los grupos parlamentarios de la oposición han mostrado su voluntad de superar el bloqueo al que la ha sometido CC y transformar la actual situación. Apostando por un modelo en el que prevalezca el pluralismo y el incremento de la calidad de su programación, así como por una dirección profesionalizada.

Canarias tiene numerosos retos. La mejora de los datos macroeconómicos no se refleja fielmente en el conjunto de la sociedad. Perdemos renta respecto a la media estatal. Como señalan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hemos pasado de que nuestro PIB representara el 97% del estatal en el año 2000 al 82% del 2016; con una renta per cápita que ha disminuido en ese período de 20.703 euros a 19.427.

Mantenemos elevadas cifras de desempleo, bajos salarios y altos niveles de pobreza. La Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, publicada hace unos días, nos coloca en 266.000 desempleados, una tasa del 24,30%, siete puntos por encima de la media estatal (17,22%). Y las proyecciones de los gobiernos central y canario apuntan a que esa brecha se ampliará de aquí a 2019.

Precisamos mejorar sustancialmente los servicios públicos, deteriorados por las políticas de recortes, y aumentar la equidad en esta sociedad desigual. La agenda legislativa, y especialmente las leyes de presupuestos, deben responder a esas aspiraciones. En esta situación de minoría gubernamental, como pasa en el Congreso de los Diputados, desde los máximos niveles de flexibilidad y consenso, el Parlamento canario puede orientar las decisiones políticas al Gobierno. Para comenzar a superar los graves problemas de Canarias y avanzar en un desarrollo sostenible y en una más justa distribución de la riqueza. Para exigir un Gobierno eficaz y transparente.

 Portavoz parlamentario y presidente de Nueva Canarias