El líder iraquí Massud Barzani (izquierda) junto al presidente iraquí Fuad Massum, en el funeral por el expresidente Yalal Talabani, el pasado 6 de octubre.

 

Un tribunal de Bagdad ha ordenado este miércoles la detención del presidente y dos miembros de la comisión que organizó el referéndum de independencia en el Kurdistán iraquí. Así lo ha asegurado a la agencia AFP Abdel Sattar al-Bireqdar, portavoz del Consejo Supremo de la Magistratura.

Las personas cuya detención se pide son Hendren Saleh, Yari Hadji Omar y Wahida Yofo Hermez, todos ellos miembros de la comisión electoral independiente que organizó la consulta.

La orden se ha emitido después de que el Consejo de Seguridad Nacional, presidido por el primer ministro iraquí Haider al-Abadi, y con la asistencia de varios ministros, apelara ante el tribunal.

Ni debate ni negociación

Al Abadi aseguró este martes que no debatirá con nadie sobre una hipotética independencia de la Región Autónoma del Kurdistán iraquí, ahora una región dentro del estado federal según la Constitución de 2005.

"Cualquier diálogo tiene que centrarse en la unidad de Irak, en la construcción y el rechazo del referéndum", dijo Abadi. El gobernante advirtió que no se puede estar "con los brazos cruzados ante los intentos de deshacer la unidad del país, porque esto conducirá a más problemas".

El Kurdistán y varias zonas de Irak controladas por los kurdos celebraron el pasado 25 de septiembre un referéndum de autodeterminación que no ha reconocido ningún país. Los resultados fueron abrumadoramente favorables a la independencia.

Tanto Bagdad como los países vecinos (Irán y TurquíaI) han tomado medidas de represalia. Bagdad ha suspendido los vuelos internacionales con origen o destino en los aeropuertos kurdos de Erbil, capital regional, y Suleimaniya. Turquía ha reforzado los controles en la frontera y ha amenazado con la intervención militar.