Resultado de imagen de tribunal supremo

 

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa por rebelión contra los exmiembros de la Mesa del Parlament, ha pedido a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela un informe antes de decidir si le reclama las causas que ésta investiga también por rebelión contra exmiembros del Govern de Cataluña y por sedición contra los responsables de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

En una providencia dictada este martes, Llarena señala que, con carácter previo a resolver sobre la competencia y acumulación de la causa, solicita a la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 que en el plazo de cinco días le informe sobre "los aspectos fácticos, procesales e investigativos de ambos procedimientos".

También le pide que emplace a las partes personadas en esos procesos -que investigan las actuaciones que concluyeron con la declaración unilateral de independencia de Cataluña- para que en el mismo plazo informen directamente al Tribunal Supremo sobre la eventual acumulación de los procesos.

De este modo, tanto el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, como los otros siete exconsejeros en prisión dede el pasado 2 de noviembre; el exconsejero de Empresa Santi Vila; Trapero, Sánchez, Cuixart y la exintendente de la policía autonómica catalana Teresa Laplana tiene igualmente un plazo de cinco días para pronunciarse sobre la eventual acumulación de todas sus causas en el alto tribunal.