El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha informado en Twitter de una operación contra el yihadismo en la que han sido detenidas cuatro personas por su presunta relación con el Estado Islámico (EI o Daesh, en sus siglas en árabe).

Según asegura el ministro, se trata de una operación conjunta entre la Policía Nacional española y la marroquí en la que han sido arrestadas dos personas en Figueras (Girona), una en Parla (Madrid) y otra en la ciudad marroquí de Tánger.

A los detenidos se les acusa de difundir material yihadista de corte radical en Internet e incitar de manera directa a la comisión de atentados en España.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 2, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Según el comunicado del Ministerio de Interior, la operación se ha desarrollado con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Información de Guipúzcoa y Barcelona, Europol y la Dirección General de Vigilancia del Territorio del Reino de Marruecos (DGST).

El mismo comunicado asegura que el detenido en Marruecos "es un peligroso y conocido integrante" del EI, miembro de su "dirección propagandística", que llegó a generar más de 300 perfiles en redes sociales con material muy violento.

Los dos arrestados en Figueras eran "alumnos directos" del anterior. Se trata de dos hermanos de 30 y 31 años y de origen marroquí que, siempre según el comunicado de Interior, difundían "manuales didácticos sobre la confección de artefactos explosivos de elaboración casera, sobre el apuñalamiento de civiles o ejercicios de entrenamiento de muyahidines". Desde 2016 llevaron a cabo más de 400 publicaciones en redes sociales.

La Policía ha difundido a través de la red social imágenes de la detención llevada a cabo en Figueras.