Manifestantes fuera del Museo de Lleida para intentar dificultar el traslado de los obras de Sijena a Aragón

 

El traslado a Aragón de las piezas de arte del monasterio oscense de Villanueva de Sijena que se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en Lleida ha supuesto un nuevo desencuentro entre el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En Twitter, Puigdemont ha calificado de "expolio" el traslado de las piezas y ha criticado que se haga "aprovechando un golpe de Estado", "con nocturnidad" y "policía militarizada".

"Con nocturnidad y utilizando una policía militarizada, como siempre, aprovechando un golpe de Estado para expoliar Cataluña con absoluta impunidad. Éste es el modelo de país que defiende Ciudadanos, PSC y PP", ha señalado Carles Puigdemont a través de las redes sociales.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo ha advertido en un desayuno informativo de Europa Press de que la resolución judicial sobre la devolución de 44 obras de arte del Museo de Lleida al Monasterio de Sijena (Huesca) se debe cumplir porque es lo "normal" en un Estado democrático.

Rajoy ha rechazado opinar sobre la resolución judicial que ha decretado la devolución de las obras a Sijena porque lo que hay que hacer es "acatarla" como cualquier otra decisión de los jueces, "salvo que queremos sustituir a los jueces", ha puntualizado, y eso es algo que no se hace en un Estado de derecho.

Ha recordado que no es la primera vez que sucede un caso similar, ya que hubo anteriormente otro sobre obras del Museo de Arte de Cataluña, y una vez que los jueces han tomado un decisión "el Gobierno no nada tiene que decir sobre ellas salvo acatarlas".