Vídeo del expresidente catalán Oriol Junqueras en un acto de campaña de ERC, el pasado 5 de diciembre

 

El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras ha pedido al Tribunal Supremo que le deje en libertad, aduciendo que su encarcelamiento "ya está teniendo efectos muy relevantes en el ámbito de la campaña" e insistiendo en su apuesta por "escenarios de diálogo y resolución bilateral" de conflictos.

La defensa de Junqueras, cabeza de lista de ERC en las elecciones del 21D, ha presentado este lunes ante la sala de lo penal del Supremo un recurso de apelación, al que ha tenido acceso Efe, contra la decisión del juez instructor Pablo Llarena de mantenerlo en prisión preventiva ante el riesgo de que vuelva a delinquir.

El líder de ERC reacciona así por partida triple a los acontecimientos de los primeros días de campaña. En primer lugar, pide salir de la cárcel y acabar con una situación que ya solo afecta a tres candidatos a la Generalitat (él mismo, el exconsejero de Interior Joaquim Forn y el expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, estos dos últimos integrantes de la lista de Carles Puigdemont).

En segundo lugar, llama la atención sobre su situación tras las últimas encuestas publicadas, que señalan la remontada de Junts per Catalunya y un actual empate técnico de las dos candidaturas independentistas, con una pérdida además de la mayoría absoluta de la que goza hoy el secesionismo, y sobre todo el protagonismo evidente de Puigdemont en la campaña en el llamado bloque independentista.

Y, por último, su insistencia en la apuesta por el "diálogo" y una negociación "bilateral" con el Estado central para dar salida a las pretensiones de formar una república en Cataluña sirve para zanjar la polémica de las últimas horas, cuando en las propias filas de ERC y públicamente voces discrepantes amenazan de nuevo con volver a la vía unilateral si fracasan sus aspiraciones.