Resultado de imagen de "Las Kellys"

Uno de los colectivos que más alzó la voz durante la huelga general del ocho de marzo fue el de "Las Kellys", nombre con el que se conocen a las limpiadoras y trabajadores de los hoteles turísticos.

Este colectivo no ha parado de denunciar la precariedad laboral que sufren.
Aseguran que el problema se resume en una palabra: explotación. Muchas no hablan, además, por temor a las represalias. Su salario oscila entre los 600 y los 900 euros.

El colectivo, con mayor arraigo en Lanzarote, nació en Cataluña y ha conseguido exponer su problemática en diferentes instituciones autonómicas y el Senado. El mismo presidente del gobierno español Mariano Rajoy se comprometió públicamente para recibirlas próximamente.