La amplia borrasca profunda Gisele que se está formando sobre el Atlántico con un frente frío muy activo conllevará precipitaciones abundantes a partir del miércoles, con fuertes vientos y mala mar, con olas de hasta cinco o seis metros de altura sobre todo en Galicia aunque después se generalizarán al resto de la Península, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En una primera estimación, la Aemet no espera que la borrasca Gisele afecte a Canarias, que no registrará fenómenos meteorológicos adversos. Para este miércoles, habrá un predominio de intervalos nubosos durante la mañana en Lanzarote, Fuerteventura y el norte del resto de las islas. Las temperaturas apenas registrarán cambios significativos. El jueves, habrá intervalos nubosos en el norte de las islas y el cielo pasará a nublarse por la tarde, que registrará probables lluvias débiles en las vertientes norte de las islas de mayor relieve. El viernes podrán seguir las lluvias y las temperaturas registrarán un ligero descenso.