Resultado de imagen de abascal vox

 

Vox asegura que "nunca" será un "obstáculo" para "desalojar a la corrupción y el comunismo" de la Junta de Andalucía con sus 12 diputados y ha advertido de la "factura" que tendrá que pagar -en su opinión- los partidos que busquen otra fórmula que no sea la suma de las derechas, en clara alusión a Ciudadanos.

Los 12 parlamentarios de Vox suman mayoría absoluta con los que han logrado el Partido Popular (26) y los de Ciudadanos (21). La derecha consigue así mayoría absoluta para gobernar por primera vez en la historia en Andalucía.

Tanto el presidente de Vox, Santiago Abascal, como el candidato a la Junta de Andalucía, Francisco Serrano, han asegurado este lunes en rueda de prensa que, si de ellos depende, el PSOE dejará de gobernar, pero que no es a ellos a quienes les corresponde iniciar las conversaciones como quinta fuerza del parlamento autonómico.

Abascal ha subrayado que el "único pacto" que tienen a día de hoy con sus 400.000 votantes es un "programa político clarísimo" que incluye, entre otros puntos que ha destacado, que el Estado recupere las competencias en sanidad y educación, que se deroguen las "leyes ideológicas" como las de género y las de memoria histórica y que los españoles tengan "prioridad" de acceso a los servicios públicos por encima de los inmigrantes.

El líder nacional de la formación de extrema derecha ha subrayado que es lo que Vox pondrá "encima de la mesa" en las negociaciones, pero ha señalado que "nunca" serán un "obstáculo" para echar a Susana Díaz del Palacio de San Telmo, insinuando que podrían renunciar a algunas de sus propuestas programáticas.