Resultado de imagen de Iñaki Urdangarin c

 

El Tribunal Constitucional ha rechazado admitir a trámite el recurso de amparo del exduque de Palma Iñaki Urdangarin contra la sentencia del caso Nòos, que le condenó a 5 años y 10 meses de cárcel por los delitos de malversación, prevaricación y fraude, entre otros.

El tribunal de garantías considera que el recurso carece de especial trascendencia constitucional para ser admitido conforme establece el artículo 50.1 b) de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, según han informado fuentes del órgano de garantías.

El marido de la infanta Cristina de Borbón solicitaba que se declararan vulnerados los derechos a la presunción de inocencia (artículo 24.2 de la Constitución), a la tutela judicial efectiva (artículo 24.1) y a la libertad personal (articulo 17.1). Reclamaba así, que se declarasen nulas las sentencias tanto de la Audiencia balear como del Tribunal Supremo en especial en cuanto a la condena por malversación de caudales públicos.

La Sección Primera, es decir, el presidente del tribunal, Juan José González Rivas, y los magistrados Alfredo Montoya y Cándido Conde-Pumpido, ha decidido por unanimidad que no procede admitirlo a trámite.

La ley que rige el funcionamiento del TC determina que se cumplan una serie de requisitos para admitir un recurso, entre ellos que el fondo del asunto tenga "especial trascendencia constitucional", algo que no aprecia en este caso.

Urdangarin pedía la anulación de la pena por malversación

La pena se le impuso como responsable de delitos de prevaricación continuada y malversación (ambos en concurso), tráfico de influencias, fraude a la Administración y dos delitos fiscales, pero Urdangarin pedía que se le anulara únicamente respecto a la malversación. Por ese delito, en concurso con el de prevaricación, fue condenado a 2 años y 3 meses de prisión.

Su argumento fue que no había prueba de cargo válida contra él en ese delito, de modo que se habría vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva y a la presunción de inocencia.

Al tiempo, añadía que si no se le hubiese condenado por ese delito de malversación, habría podido obtener beneficios penitenciarios o una suspensión o sustitución de la pena de prisión.

Iñaki Urdangarin entró en prisión el 18 de junio de 2018 después de que el Supremo le impusiera la citada condena de 5 años y 10 meses de cárcel.

Ahora, el Constitucional rechaza admitir su recurso y, a no ser que el fiscal recurra esa decisión en el plazo de tres días, archivará las actuaciones.