La Candelaria aplica un sistema inalámbrico para realizar electrocardiogramas en pacientes ingresados por COVID-19

Información
Publicado; 01 Junio 2020 A las; 15:05 Sección; Canarias

control arritmia en paciente covid

 

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha desarrollado un nuevo protocolo para monitorizar el riesgo de arritmias en pacientes ingresados por COVID-19 durante su hospitalización.

El servicio de Cardiología, en colaboración con los servicios de Medicina Interna y Neumología, ha implementado un novedoso sistema que consiste en utilizar un pequeño dispositivo inalámbrico capaz de realizar un electrocardiograma en 30 segundos al colocarlo sobre el tórax del pacientes, cuyos resultados se envían por señal bluetooth a un móvil que esté situado hasta diez metros de distancia.

Este aparato, poco mayor que un pendrive, sustituye a los electrocardiogramas convencionales de gran tamaño, lo que permite reducir el riesgo de contagio por contacto, es fácil de limpiar y evita, además, la impresión de pruebas en papel.

Según explica el jefe de Cardiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Julio Hernández, “la combinación de diferentes fármacos para el tratamiento del coronavirus junto con la medicación habitual puede afectar al corazón, por lo que es importante realizar un seguimiento más estrecho de los pacientes ingresados por esta causa. Ya hemos empleado este sistema en 80 pacientes covid, a los que hemos practicado más de 200 pruebas de forma satisfactoria”.

“El aislamiento de contacto de estos pacientes dificulta la realización de electrocardiogramas convencionales porque se debe llevar hasta la habitación del paciente un aparato de gran volumen y numeroso cableado, y desinfectarlo perfectamente después de cada uso para evitar contagios”, señala el doctor Pedro Laynez, jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. Laynez, además, pone en valor la facilidad para trasladar, realizar las pruebas, desinfectar este dispositivo y ganar en seguridad para los profesionales de la planta.

Por su parte, el jefe del servicio de Neumología, el doctor José Luis Trujillo, destaca la colaboración entre diferentes servicios del Hospital durante esta crisis. “Creo que hemos encontrado una solución muy interesante gracias a la propuesta de los profesionales de Cardiología y que nos permite seguir mucho más de cerca la evolución de los pacientes con COVID-19”.

Estudio presentado a la Revista Española de Cardiología

El servicio de Cardiología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria ha realizado y presentado a la Revista Española de

Cardiología un estudio que compara los resultados obtenidos con este dispositivo electrónico frente al electrocardiograma convencional.

La doctora Nerea Torres, médica interna residente del servicio de Cardiología, es una de las autoras de este estudio sobre la monitorización de pacientes ingresados por COVID-19 para controlar y detectar posibles arritmias.

“Lo interesante de esta publicación es que puede servir para que otros hospitales adapten este protocolo para el seguimiento de pacientes ingresados por COVID-19 en condiciones similares”, indica la doctora Torres. Señala que en el estudio realizado “al comparar los resultados de ambos dispositivos se ha comprobado que el uso del dispositivo portátil es perfectamente válido para este tipo de pacientes”.

“Realizar un control electrocardiográfico nos permite adelantarnos e identificar quién presenta más riesgo de sufrir arritmias asociadas a este nuevo coronavirus por la interacción de ciertos fármacos y así evitarlas modificando algunos tratamientos”, explica.