Unas treinta personas trabajan en turnos de 24 horas para reducir el colapso en la GC-1

Información
Publicado; 13 Diciembre 2019 A las; 11:37

Resultado de imagen de el colapso en la GC-1

 

El Cabildo de Gran Canaria prevé poder abrir este fin de semana el carril central de la autovía GC-1, carretera afectada por un derrumbe del muro de contención que tuvo lugar a primera hora de este miércoles a la altura del Tívoli, para minimizar unas retenciones que el segundo día después de la aparición de las grietas se han visto reducidas en comparación con las vividas en la primera jornada.

No obstante, en este momento sólo está abierto el carril de la izquierda del tramo afectado [tres carriles en total] y la solución provisional de habilitar un nuevo carril en la zona del palmeral.

Así lo ha señalado el consejero insular de Obras Públicas, Miguel Ángel Pérez, durante una rueda de prensa tras una reunión en la que participaron el presidente insular, Antonio Morales, el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Sebastián Franquis, y la directora de Tráfico de la Guardia Civil en Canarias, Eva Canitrot.

"Estamos trabajando con todos los medios disponibles. Tenemos entre 25 y 30 personas por turno trabajando de manera continua. La intención es que este fin de semana tengamos habilitado el carril central y estamos trabajando de manera paralela en el desvío provisional que vamos a llevar por la parte del palmeral y una vez habilitado comenzaremos a trabajar en el fortalecimiento del muro que se ha caído", explicó.

En este sentido, desde el Cabildo se quiso aclarar que no se va a arrancar ninguna palmera para habilitar un tercer carril, sino que se van a trasplantar en otras zonas, agrando que incluso ya han habido algunos municipios que se han ofrecido para ser el lugar en el que se ubiquen estos ejemplares.

Pérez comentó que durante la tarde de hoy comenzará a instalarse la pantalla de micropilotes para afianzar la estructura de la vía, de forma que se quiere abrir el segundo carril (el central cerrado por seguridad) en la jornada del sábado.

De igual modo, se ha trabajando en aumentar el nivel de señalización, una demanda del sector del transporte, para que los conductores, sobre todo del transporte pesado, tengan más información a la hora de desviarse, ya que este tipo de vehículo no pueden circular por la zona debido a su peso.

Además, apuntó que los desvíos que se realizan desde este miércoles a la GC-3 se han ido absorbiendo relativamente bien, al tiempo que resaltó el civismo que ha demostrado la población de la isla.

Al respecto, el presidente del Cabildo, Antonio Morales, destacó que la institución actuó con inmediatez tras el derrumbe y que se va a ejecutar de manera urgente un proyecto para rehabilitar el muro, destinándose unos 1,5 millones de euros para todas la actuaciones relacionadas con la caída del muro.