Lanzarote activa un procedimiento de actuación ante la posible detección de casos sospechosos de Covid-19 en el Aeropuerto y establecimientos alojativos

Información
Publicado; 08 Julio 2020 A las; 13:48

Ampliar Imagen

 

El Cabildo de Lanzarote ha acogido este martes una reunión en la que se ha procedido a la aprobación del documento ‘Procedimiento de actuación ante la detección de un caso sospechoso de infección por Covid-19 en el Aeropuerto de Lanzarote-César Manrique y en los establecimientos alojativos’, que contempla entre sus objetivos controlar a la mayor brevedad posible la cadena de transmisión si se detectarse algún caso positivo entre pasajeros y turistas llegados a la isla.

En este sentido, la presidenta del Cabildo de Lanzarote, Mª Dolores Corujo, señala que “indudablemente la recuperación turística es una aspiración para la economía insular, pero solo puede producirse bajo unos necesarios controles sanitarios que permitan tanto a la población local como a los propios turistas que nos visitan sentirse seguros, objetivo en el que estamos volcados desde que se declarara la pandemia provocada por el coronavirus”.

Por su parte, el consejero insular de Promoción Turística, Ángel Vázquez, destaca que el procedimiento de actuación, inspirado en la ‘Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19’ del Ministerio de Sanidad, “es fruto del trabajo coordinado del Cabildo, Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL-Turismo Lanzarote), Federación Turística de Lanzarote (FTL), Consorcio de Seguridad y Emergencias, Servicio Canario de Salud (SCS) y Servicio de Urgencias Canario (SUC), en colaboración con AENA”, empresa pública encargada de la gestión del aeropuerto lanzaroteño.

Protocolos de actuación

El citado documento contempla los protocolos de actuación a seguir tanto en el Aeropuerto de Lanzarote-César Manrique como en los establecimientos alojativos de la isla con el fin de detectar a pasajeros o turistas que presenten sintomatología sospechosa de infección por coronavirus Covid-19, y a su vez de identificar a los denominados “contactos estrechos” del posible caso positivo y tratar de evitar de esta forma que se produzca una cadena de transmisión.

De este modo se establece que si las cámaras termográficas instaladas en la terminal de llegadas del Aeropuerto detectan una temperatura corporal elevada -más de 37,5º centígrados- en algún pasajero, este no podrá acceder a zonas públicas ni entrar en contacto con otros individuos y deberá ser sometido a los controles establecidos por Sanidad Exterior. Igualmente se procederá a la identificación de los “contactos estrechos”, es decir aquellas personas que han viajado situadas en un radio de dos asientos alrededor del afectado, así como al personal de vuelo con que haya tenido contacto, al objeto de que se sometan a cuarentena domiciliaria y a una prueba PCR en el caso de que se confirme el positivo en Covid-19. Con el fin de estar localizados, los pasajeros procedentes de vuelos internacionales deberán rellenar un formulario indicando lugar de estancia en la isla y teléfono, por si fuera necesario un rastreo posterior por parte de las autoridades sanitarias.

En cuanto a los establecimientos alojativos el documento establece que en el caso de que un huésped presente sintomatología deberá -tal como se le informará a su llegada- solicitar asistencia sanitaria a través del teléfono 900112061 del Servicio Canario de Salud, que se pondrá en contacto con el establecimiento para coordinar la activación del protocolo e indicar las instrucciones correspondientes. Un equipo sanitario evaluará la necesidad de que la persona afectada reciba atención hospitalaria o se someta a cuarentena donde se hospeda o en otro establecimiento concertado. Del mismo modo se identificará a sus “contactos estrechos”, que tendrán que someterse a cuarentena y a una prueba PCR en el caso de confirmarse el positivo.

Además de Mª Dolores Corujo y Ángel Vázquez, el encuentro contó con la asistencia de los consejeros insulares de Seguridad y Emergencias y de Sanidad, Francisco Javier Aparicio y Juan Manuel Sosa, respectivamente; la subdirectora general de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario, Monsterrat Román; la directora insular del Área de Salud, Noelia Umpiérrez; el gerente del Hospital José Molina Orosa, José Luis Aparicio; la directora de Enfermería de Atención Primaria, Victoria Estévez; el médico corrdinador del SUC, José María El Moga; el gerente de Gestión de Servicios para la Salud y la Seguridad (GSC) del Gobierno canario, Elías Castro; el consejero delegado de SPEL-Turismo Lanzarote, Héctor Fernández; la presidenta de la FTL, Susana Pérez; el director del Aeropuerto lanzaroteño, Juan Carlos Peg; el coronel jefe del Aeródromo Militar de Lanzarote, Nicolás Ramírez; el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias de Lanzarote, Enrique Espinosa; el director comercial de Hospiten Lanzarote, Sergio Rodríguez; así como de representantes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.