Birmania aumenta la represión contra el movimiento de desobediencia civil

Información
Publicado; 15 Febrero 2021 A las; 15:55

Un monje budista sujetando una pancarta en contra del golpe militar en Rangún, Birmania.

Decenas de miles de manifestantes tomaron las calles de las principales ciudades de Birmania en el noveno día consecutivo de protestas contra el golpe de Estado del pasado 1 de febrero. Lo hicieron desafiando una creciente represión por parte de la junta militar en el poder, que cortó Internet durante la noche del domingo al lunes y desplegó los tanques por el centro de Rangún, principal ciudad del país.

Las protestas recorrieron el centro de Rangún, donde los estudiantes marcharon vestidos de blanco y portando pancartas exigiendo la liberación de la exlíder Aung San Suu Kyi, detenida durante el golpe. El Gobierno militar ha aumentado la presión contra los manifestantes y ha revocado las leyes que protegen las libertades civiles.

Protestaron también flotas de autobuses circulando lentamente y tocando la bocina. También en Naipyidó, la capital administrativa, motos y coches formaron un convoy de protesta. Muchos de los manifestantes en todo el país mostraron imágenes con la cara de San Suu Kyi.

La Nobel de la Paz iba a aparecer este lunes en público por primera vez tras su detención, en la vista del juicio al que se verá sometida por un supuesto fraude electoral en las elecciones que ganó su partido en noviembre. Sin embargo, según ha anunciado su abogado, esta vista judicial se retrasará hasta el miércoles.

450x80 1

450x80 3