Lleida pide médicos especialistas ante el aumento de casos y empieza a hacer test en todas las residencias

Información
Publicado; 08 Julio 2020 A las; 13:37

Vista de la entrada del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida

 

Los dos hospitales públicos y los tres privados de la ciudad de Lleida tienen ingresadas este miércoles 69 personas con coronavirus, nueve de ellas en la UCI, y el principal hospital, el Arnau de Vilanova, ha hecho un llamamiento a conseguir médicos especialistas en críticos y semicríticos, mientras se han comenzado a realizar test a los usuarios y trabajadores de las residencias de mayores de la comarca del Segrià, confinada desde el pasado sábado a causa del brote.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este miércoles que el uso de la mascarilla será obligatorio en Cataluña desde este jueves en espacios públicos, aunque se pueda mantener la distancia de seguridad.

Los profesionales sanitarios están "muy tensionados", según ha asegurado el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, que considera, según ha señalado en Las Mañanas de RNE, que es este motivo el que ha llevado a la Generalitat a plantearse trasladar a afectados a centros sanitarios fuera de la comarca, donde se han registrado 15 brotes de la enfermedad.

Según ha informado el gerente territorial del Instituto Catalán de Salud (ICS) en Lleida, Ramon Sentís, entre los 250 profesionales sanitarios que se han ofrecido para acudir a ayudar a la comarca del Segrià, confinada perimetralmente desde el sábado, no hay especialistas en atender críticos y semicríticos sino que son personal recién titulado, por lo que precisan de neumólogos, intensivistas e internistas.
Dos plantas del hospital habilitadas

Sentís ha informado de que el hospital Arnau de Vilanova ha abierto ya dos plantas para acoger a enfermos de la COVID-19 y prepara abrir una tercera, aunque para ello precisa de más personal sanitario, y también ha empezado a derivar enfermos a los otros tres hospitales privados que hay en la ciudad.

Por su parte, la gerente de la Región Sanitaria de Lleida, Divina Farreny, ha informado de que este miércoles se ha reforzado con 15 personas y algunos voluntarios el sistema de vigilancia epidemiológica para seguir los casos -contaba con solo 9 personas-, aunque ha pedido agentes cívicos de los ayuntamientos que hagan un seguimiento comunitario en la calle.

También ha informado de que han empezado a hacer un cribado con test a todos los usuarios y trabajadores de las 33 residencias geriátricas de la comarca, donde ya han localizado cuatro casos asintomáticos, y que harán inspecciones para garantizar que todos los geriátricos cumplen las normas de sectorización y protección.