La Fiscalía de Madrid abre diligencias penales al fiscal Ignacio Stampa por el contenido del chat de Podemos

Información
Publicado; 10 Julio 2020 A las; 13:35

Vista del acceso a la Audiencia Provincial de Madrid

 

La Fiscalía Superior de Madrid ha abierto diligencias de investigación a uno de los fiscales de la trama delictiva del excomisario Villarejo, Ignacio Stampa, en relación con un presunto delito de revelación de secretos a la abogada del vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, Marta Flor Núñez, y los mensajes que esta mantuvo con sus compañeros de Podemos.

La investigación se abrió el pasado miércoles a raíz de la denuncia presentada por Vox en la Fiscalía Anticorrupción contra Iglesias; la que fuera su asesora Dina Bousselham; la abogada Marta Flor, que en principio representó a ambos en una pieza del caso Villarejo (Tándem), y el fiscal Stampa.

"Las diligencias de investigación incoadas, que no suponen tomar postura sobre la existencia del hecho delictivo, tienen por objeto la práctica de todo lo conducente a determinar, esclarecer y concretar los hechos denunciado", ha matizado la Fiscalía de Madrid este viernes en un breve comunicado.
Vox denunció los hechos ante la Fiscalía Anticorrupción

Estas diligencias suponen la paralización de la investigación de carácter disciplinario que había iniciado la Inspección Fiscal tras conocerse el contenido de un chat interno del servicio jurídico de Podemos por informaciones periodísticas.

Según la denuncia de Vox, los mensajes de este chat muestran los contactos con los Fiscales anticorrupción que llevaban el procedimiento, que se encontraba entonces bajo secreto.

La Fiscalía General del Estado ya anunció el pasado mes de junio que la Inspección Fiscal abriría "nuevas actuaciones en orden a la comprobación de las informaciones publicadas" sobre dichas conversaciones, que tuvieron lugar en 2018, antes de que se abriera la pieza denominada 'Dina'.

En dicho caso, se investiga el robo del teléfono móvil de Dina Boussellham, en el que estaba insertada la tarjeta de memoria a finales de 2015 y, según declaró hace unas semanas, Pablo Iglesias le devolvió la tarjeta después de que su contenido fuera publicado por la revista Interviu en el verano de 2016, aunque el dispositivo había sido recuperado seis meses antes.

Aunque Iglesias aseguró que la tarjeta funcionaba cuando se la devolvió a Bousselham, la ex asesora aseguró inicialmente que en ese momento ya estaba dañada. Pero después de que el juez decidiera retirar al vicepresidente segundo su condición de "perjudicado", cambió su declaración y aseguró que el dispositivo dejó de funcionar después de que volviera a sus manos.