Cataluña hará cribados masivos en zonas de alta incidencia e impulsará las autopruebas a través de farmacias

Información
Publicado; 20 Noviembre 2020 A las; 14:56

Una mujer se realiza una PCR en uno de los puntos habilitados por la Cambra de Comerç de Barcelona para realizar test rápidos de antígenos.

La Generalitat de Cataluña ha anunciado una nueva estrategia para la detección y control del coronavirus a través de cribados masivos en zonas de alta incidencia y para colectivos vulnerables, así como con un nuevo sistema de recogida de autopruebas en las farmacias.

"Salir a la calle" para frenar los contagios es el objetivo que buscan desde el Departamento de Salud. La consellera, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, han explicado el enfoque que irá en paralelo al plan de recuperación de la actividad presentado por el Govern, y que se comenzará a aplicar el próximo lunes, con la apertura de restauración, actividades culturales y deportivas.

La curva epidemiológica comienza a descender en Cataluña, pero se teme que la progresiva reactivación de la actividad y los desplazamientos puedan revertir la tendencia. Actualmente, el riesgo de rebrote (EPG) se sitúa en los 353 puntos -28 menos que el jueves-, a pesar de que el virus de la COVID-19 se ha cobrado 71 vidas más en las últimas 24 horas y se han contabilizado 2.172 nuevos contagios, con 539 ingresados en la UCI (14 menos que la víspera).
Cribados masivos en zonas de alta incidencia

En esta situación, Vergés ha anunciado que se realizarán cribados comunitarios en zonas de alta incidencia, comenzando en Rubí y Terrassa (Barcelona), y otros menos masivos en puntos estratégicos de Cataluña. Se harán también cribados en colectivos vulnerables, como los ancianos en las residencias, o en grupos concretos, como sanitarios o equipos deportivos.

Asimismo, Salud ha adelantado que 500 nuevos rastreadores se incorporan a la red, para sumar "cerca de 3.000".