El Hospital Dr. Negrín forma parte de un programa nacional que permite reducir los días de ingreso tras una cirugía

Información
Publicado; 12 Noviembre 2019 A las; 19:27

 

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, forma parte de un programa nacional denominado Plan de Implantación de Recuperación Intensificada en Cirugía del Adulto (IMPRICA), que permite que los pacientes que se han sometido a una cirugía abdominal, siguiendo un conjunto de actuaciones antes y después de la intervención, acorten el tiempo de ingreso hospitalario al disminuir el riesgo de posibles complicaciones y logrando, de esta forma, una recuperación completa.

El Plan de Implantación de Recuperación Intensificada en Cirugía del Adulto implica que el paciente llegue al quirófano en las mejores condiciones, que la cirugía sea lo menos agresiva posible y que su recuperación posterior tenga la mayor eficacia. Está basada en la evidencia científica, tras la elaboración de numerosos estudios que han revisado las medidas existentes.

Para la puesta en marcha de esta iniciativa es necesario contar con un equipo multidisciplinar de cirujanos, anestesistas, enfermeros, rehabilitadores, nutricionistas, estomaterapeutas y endocrinos. El Hospital Dr. Negrín, en la actualidad, aplica este programa en cirugía colorrectal y se basa en tres pilares fundamentales: una nutrición adecuada, control del dolor y movilización temprana tras la intervención. Además, otra de las claves de esta iniciativa radica en el programa de prehabilitación que se realiza entre cuatro y seis semanas antes de la intervención quirúrgica. De esta forma, los pacientes realizan una serie de ejercicios respiratorios y cardiovasculares que favorecen un estado de salud óptimo de cara a la cirugía.

Antes de que el paciente se someta a la intervención quirúrgica deberá seguir una serie de pautas en su alimentación. Una semana antes iniciará una dieta baja en residuos, dos días antes seguirá una dieta líquida a base de zumos, caldos y bebidas no carbonatadas y el día previo a la intervención tendrá que seguir una dieta líquida e ingerir, además, batidos ricos en hidratos de carbono. También adquieren gran importancia el control del dolor y una movilización temprana del paciente tras la operación con el objetivo de que recupere cuanto antes su autonomía y normalidad.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19