Realidades gallegas y vascas

Información
Publicado; 23 Febrero 2020 A las; 09:39

El próximo 5 de abril los gallegos y vascos están convocados a las urnas, como por otra parte ya viene siendo habitual -es la cuarta vez que se produce esta circunstancia de 2009 a esta parte-. Como en ocasiones anteriores, los resultados electorales que se produzcan en Euskadi y Galicia serán utilizados por analistas políticos y responsables de los partidos para darles una lectura en clave nacional.

En Galicia, Alberto Núñez Feijóo luchará por conseguir su cuarta mayoría absoluta desde que accedió a la presidencia en 2006. A favor de Núñez Feijóo juega el hecho de que en Galicia su liderazgo ha evitado -hasta ahora- la fragmentación del centro-derecha. Las encuestas proyectan unos resultados en los que Ciudadanos c-on el 1,7% de los votos- y Vox -con el 2,9%- no obtendrían representación en el Parlamento. En su contra está la amenaza de que si no obtiene la mayoría absoluta su estancia en el Palacio de la plaza del Obradoiro tiene los días contados.

Los sondeos publicados coinciden en que el PP podría repetir los resultados de las elecciones de 2016, cuando obtuvo 41 diputados. En este sentido, la confirmación en las urnas de las previsiones que marcan las encuestas conocidas dependerá de la utilidad que quieran dar a su voto los simpatizantes de Vox y de Ciudadanos en las circunscripciones electorales gallegas; si éstos deciden votar a sus respectivos partidos -a pesar de que no servirían para acceder al Parlamento- podrían poner en serios riesgos la mayoría absoluta que se pronostica para Feijóo.

Por lo tanto, el 5 de abril en Galicia no habrá un giro parcial: o cuarta mayoría absoluta consecutiva para el PP o los populares serán desalojados del Palacio de Rajoy por los mismos aliados que se unieron para sacar de la Moncloa a quien le da nombre a la sede del Gobierno de Galicia. Las expectativas que dan los sondeos a los partidos que se presentan como alternativa a Feijóo son dispares; mientras pronostican un hundimiento de Podemos y las Mareas -de 14 a 2 diputados- apuntan subidas my importantes de PSOG -de 14 a 21- y del BNG -de 11 a 16 diputados-. Si Alberto Núñez Feijóo renueva la mayoría absoluta y evita la disgregación del voto del centro-derecha ratificará su condición de alternativa a Pablo Casado.

En Euskadi los sondeos avanzan la victoria del PNV. El partido de Iñigo Urkullu mejoraría sensiblemente los resultados obtenidos en los comicios del año 2016, pasando de 28 a 31/32 diputados. Por otra parte, su tradicional aliado -el PSOV- pasaría de los 9 diputados actuales a 11/12. De confirmarse los pronósticos que hacen los distintos sondeos, el pacto de gobierno entre los peneuvistas y los socialistas sumaría una cómoda mayoría absoluta con 42/44 escaños -actualmente suman 37- a uno de la mayoría absoluta. Las encuestas pronostican, además, una importante caída de Podemos y del PP en Euskadi. Unidas Podemos pasaría de las 11 actas que tiene actualmente a 8/9; mientras tanto, el PP sigue sin conectar con la sociedad vasca pasando de los 9 escaños actuales a 5/6 que le otorgan los pronósticos. EH Bildu mantiene sus posiciones: de los 18 escaños actuales a 17/19 que le asignan los sondeos. En definitiva, los sondeos avanzan un fuerte reforzamiento de las fuerzas nacionalistas en Euskadi y un alejamiento de los partidos que representan a un Estado centralizado como pueden ser el PP, Vox o Ciudadanos.

La pluralidad y diversidad de España no sólo se refleja en el paisaje, la gastronomía, las lenguas, la historia o la idiosincrasia de los distintos pueblos que la componen; también se refleja en la política de sus diferentes territorios. Pese a quien le pese, España no es una sola realidad sino la suma de realidades conectadas entre sí pero no calcadas.

Paulino Rivero