26/05/2024

Araceli Reymundo: “Lo realmente sostenible es diseñar para minimizar el consumo energético”
A

Te puede interesar

¿Podrías contarnos brevemente en qué consiste tu trabajo actual y cuál ha sido tu trayectoria?

Soy arquitecta bioclimática motivada, no solo por la construcción sostenible de edificios, sino también por la planificación sostenible del territorio con el adecuado aprovechamiento de sus recursos estratégicos, principalmente energía, agua, producción de ali- mentos, residencia (arquitectura y urbanismo) y gestión de los residuos, contando con la participación de la ciudadanía.

- Publicidad -

Empecé con la arquitectura bioclimática en 1995, pero, si el objetivo final es el Desarrollo Sostenible, los edificios son solo piezas en el tablero de ajedrez a las que se puede o no sacar brillo. Pero si el tablero está inclinado o en malas condiciones, no se podrá jugar la partida….

- Publicidad -

La arquitectura sostenible y la adaptación de los edificios al cambio climático se presentan como grandes retos para la arquitectura… ¿Por dónde crees que se deberían empezar a atacar estos desafíos?

Es muy importante la concienciación de la administración -quien elabora las leyes que se deben cumplir- pero también la de la ciudadanía -los promotores de los proyectos- que deben entender que un proyecto bioclimático les va a mejorar su calidad de vida, su confort y un ahorro importante en climatización.

- Publicidad -

Otro tema crucial es la elección de los materiales dado que, por ejemplo, hay aislamientos térmicos que son difíciles de asimilar por el medio ambiente cuando se convierten en residuos y consumen más energía, así como productos tóxicos en su fabricación y otros que son más respetuosos con el medio ambiente. Es importante estudiar el ciclo de vida de los materiales que escojamos.

Y desde luego, es muy relevante que la normativa se adapte a las condiciones específicas de cada lugar, porque algo que puede ser muy sostenible en una latitud, en otra puede ser contraproducente. La normativa actual para valorar la eficiencia de los edificios, tiene muchas incongruencias en su aplicación a Canarias y esto es urgente reconducirlo. Las subvenciones que vienen de Europa están premiando estrategias absolutamente inadecuadas a nuestro territorio como son las calderas de biomasa o la geotermia de baja entalpía en territorios de baja oscilación térmica, como son los de la costa de nuestro archipiélago.

Cada vez son más los propietarios que demandan viviendas sostenibles. Como profesional… ¿Cómo ves esta tendencia? ¿Se ha notado el cambio?

Es una tendencia absolutamente necesaria para el planeta y muy urgente, dadas las condiciones sobrevenidas debidas al cambio climático.

La arquitectura tiene un efecto cóncavo, es decir, hacia el interior de lo que diseñamos -nos protege de las condiciones de intemperie- pero también tiene un efecto convexo, dado que si diseñamos de forma inadecuada y necesitamos consumir energía para climatizar, estamos produciendo efectos nocivos a la atmósfera con un aumento del CO2, o creando la necesidad de instalar equipos activos para lograr el bienestar. Esto afecta al planeta en temas como la extracción, producción, transporte de materiales y la gestión de residuos al finalizar su vida útil.

Lo realmente sostenible es diseñar para minimizar el consumo energético y que el consumo final se haga con renovables. Las renovables solas, sin diseños adecuados, no pueden ser la solución.

¿Cuáles son los pilares de la arquitectura sostenible?

Que se adapte al clima en el que se va a construir, aprovechando sus oportunidades y protegiéndose de sus amenazas. En Canarias, debido a la baja oscilación de las temperaturas invierno/verano, es mucho más sencillo que en otros territorios.

Aquí las estrategias fundamentales son: elegir la orientación adecuada -la trama urbana no siempre lo facilita porque lamentablemente no hay urbanismo bioclimático- estudiar las posibilidades de captación/ protección solar, facilitar las ventilaciones cruzadas para facilitar disipar el exceso de humedad y trabajar con una buena envolvente -muros, techos, suelos, ventanas,… con el aislamiento térmico dispuesto en los lugares correctos.

También es muy importante trabajar en la renaturalización de las ciudades -edificios y sus entornos- dado que si el entorno se calienta porque no hay sombras, será mucho más complejo lograr el confort en los edificios.

¿Qué consideraciones tienes en cuenta a la hora de abordar un proyecto sostenible?

Cómo es el entorno, qué posibilidades ofrece y de qué debemos proteger al edificio; cómo son los propietarios y en qué tipo de diseño y espacios se sentirían más cómodos, porque una vivienda debería ser una especie de traje a medida para el usuario.

También que materiales debemos escoger; cuales son las instalaciones más eficientes para complementar el diseño, como debe ser el entorno del edificio, si es que se puede intervenir en él y por último facilitar a los propietarios la posibilidad de que se acojan a fondos que puedan premiar su interés por la sostenibilidad, que finalmente redunda en el interés general.

- Advertisement -

Más noticias

#NoEsUtopía, el documental por un modelo migratorio digno

¿Es posible otra forma de migrar? La pregunta es el punto de partida del documental #NoEsUtopía, que recoge las...

Más noticias